Ads 468x60px

Páginas vistas en total

sábado, 31 de julio de 2010

IMSS: Primero quema bebes y ahora va por jubilados

El 80% de jubilados del IMSS recibe pensión de 3 Salarios Mínimos: Di Constanzo

Redacción EMET
sábado, 31 de julio de 2010 

Mario di Constanzo, secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, señaló que más del 80 por ciento de los dos millones y medio de pensionados por el IMSS recibe menos de tres salarios mínimos, por lo que consideró que lo raquítico del monto debiera ser el tema central de la discusión.

El diputado federal por el PT, reiteró que urge en el Congreso revisar el tema de las pensiones raquíticas, pero dijo que también debe revisarse la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a través de la cual se reduce de 25 a 10 salarios mínimos el monto de las pensiones por invalidez, vejez, cesantía en edad avanzada.

Dijo que ésta perjudicaría a las personas que están en el nivel de los 25 salarios mínimos, pero son los menos.
"Son 2 millones 100 mil personas que están pensionadas con ingresos inferiores a 3 salarios mínimos, de éstos, 2 millones reciben menos de 2 salarios mínimos, esto es lo que nos debería de dar mucha vergüenza como diputados y debería de dar vergüenza al IMSS que estas personas que reciben pensiones tan raquíticas y que no ha hecho nada por tratar de incrementar las pensiones de estas personas".

Asimismo, el diputado dijo que no es lógico que el 80% de los pensionados del IMSS reciban un monto tan bajo y que el sistema de pensiones este quebrado, por lo que aseguró que ahí hay mucha corrupción de por medio, e información que no se ha querido entregar a la Cámara de Diputados.
"Si hay un problema de pensiones, hay mucha corrupción, el día que se destape esa cloaca van a salir cosas que a nadie le van a gustar y nos van a sorprender".

Además, destacó que la resolución de la SCJN se ha prestado a una malinterpretación, que la misma Corte no ha querido explicar y el Consejo Técnico del IMSS "esta amagando para ver si puede sacar provecho de esta resolución".

Explicó que hay dos tipos de pensionados en el IMSS, uno bajo la ley que estuvo vigente hasta 1997, y el otro, los pensionados que están bajo el régimen de la ley que fue aprobada partir de 1997.

La ley abrogada establecía una pensión máxima de 10 salarios mínimos y aproximadamente 500 semanas de cotización para ser candidato a ser pensionado o jubilado; mientras que la nueva ley establece una pensión máxima de 25 salarios mínimos y mil 250 semanas de cotización.

Comentó que hace tiempo una persona pensionada bajo el régimen anterior que tenía una pensión máxima de 10 salarios mínimos llevó a cabo amparo, porque decía si la nueva ley establece máximo de 25 yo quiero que me den a mí los 25 salarios mínimos.

"Sin embargo, un Tribunal de Circuito Colegiado le dio la razón a esta persona, a raíz de la cual el IMSS se ampara ante esta resolución diciendo que eso decía la anterior ley, en otro Tribunal le dan la razón al IMSS".
De tal forma, lo que hizo la SCJN fue aclarar esas tesis cruzadas y al final resolvió que aquellos que están pensionados bajo el antiguo régimen van a seguir con su pensión máxima de 10 salarios mínimos y los que están pensionando bajo la nueva ley van a seguir con sus 25 salarios mínimos, dijo Di Constanzo Armenta.
"Una persona que actualmente está pensionada con 25 salarios mínimos no hay la posibilidad de que le vayan a bajar su pensión, si esto llegara a suceder, cosa ilegal e inconstitucional pues esta persona además de ampararse podría reclamar sus cuotas", indicó.


AMLO , la esperanza de organiza

Desfiladero
AMLO: la esperanza se organiza
Jaime Avilés
La jornada

Aunque todavía faltan 23 meses y un día para las elecciones presidenciales de 2012, después del histórico mitin del domingo pasado en el Zócalo, Andrés Manuel López Obrador está en la pista como el único participante que cuenta con verdaderas posibilidades de triunfar. A su izquierda no hay nadie. A su derecha tratan de competirle Enrique Peña Nieto, Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Emilio Gamboa, Fidel Herrera y Marcelo Ebrard.

A diferencia de ellos, López Obrador tiene el respaldo consciente de más de dos millones de personas organizadas en comités municipales y territoriales, que comparten una misma esperanza, una gran claridad de ideas en cuanto a lo que deben hacer durante los próximos dos años y un proyecto político en el que creen a pie juntillas, porque saben que ofrece diagnósticos precisos y soluciones concretas a los problemas que destruyeron a México.

En cambio, los retadores de López Obrador buscan la siniestra simpatía de las 30 familias que mantienen sometidos a 100 millones de mexicanos; de la televisión que devasta el cerebro pero vende popularidad, y de las empresas chatarra que convierten a jóvenes y niños en vientres de engorda. Todos ellos, menos Ebrard, confían en que, a la hora de la hora, serán beneficiados por las estructuras clientelares del PRI, expertas en comprar el voto de los más pobres.

Por su parte, algunos oscuros panistas –Ernesto Cordero, secretario de Hacienda; Javier Lozano, de Trabajo; Alonso Lujambio, de Educación, e incluso el grisáceo Santiago Creel, eterno gallo de Vicente Fox, y el tenebroso Manuel Espino– esperan llegar a Los Pinos gracias al llamado gobierno federal, a sus ilimitados recursos económicos, a su delincuencia organizada dentro de las dizque instituciones, y a sus jueces, magistrados y ministros a sueldo (¡y vaya a qué sueldos!)

¿Y Marcelo Ebrard? ¿Qué quiere Ebrard en medio de todo esto? ¿Convertirse en alfil de la alianza PAN-PRD, con la fuerza de los chuchos, El Yunque y Nava, dada la calderónica mediocridad de los pretendientes panistas? Como dijo Descartes, no lo descartes...

El arca de Noé

Si algo tienen en común Peña Nieto, Beltrones, Paredes, Gamboa, Herrera y Ebrard, es que unos se desdibujaron y otros se destiñeron después de los comicios del pasado 4 de julio. ¿Pruebas? Peña Nieto se achicó tras las derrotas del PRI en Oaxaca, Puebla y Sinaloa. Beltrones ganó en Chihuahua, Tamaulipas y Durango, donde las carambolas estaban cantadas a su favor, pero no pudo ni meter las manos en Zacatecas, donde el amo del proceso fue el estratega obradorista Ricardo Monreal.

Beatriz Paredes, por su parte, se alzó con las pequeñas victorias de Tlaxcala e Hidalgo (pero, ¿ganarle a Xóchitl Gálvez la vuelve una nueva Margaret Thatcher?). Sin adversario al frente, Emilio Gamboa se llevó el gato al agua en Quintana Roo (donde, gracias a Manuel Camacho y Jesús Ortega, el PRD perdió una gubernatura que ya tenía en la bolsa), mientras en Veracruz, donde las cosas se le pusieron color de hormiga roja al cacique Fidel Herrera, el mérito mayor fue de Elba Esther Gordillo, quien también mucho tuvo que ver en Puebla.

Por lo demás, ninguno de los abanderados de la alianza PAN-PRD que se impusieron en Oaxaca, Puebla y Sinaloa pertenece al PAN o al PRD. El de Oaxaca debe su victoria a López Obrador, el de Puebla a la Gordillo y el de Sinaloa a priístas que se pelearon con otros priístas. El caso de Ebrard es todavía más elocuente: su única apuesta fue por Zacatecas, donde no escatimó nada para apoyar al candidato del PRD y, sin embargo, cosechó una derrota muy significativa.

Antes del mitin del domingo pasado, que por segunda vez puso a López Obrador en ruta hacia la Presidencia (y con mayores posibilidades que en 2006), Manuel Camacho nos hizo pensar en Ruth Zavaleta cuando, entrevistado por un periódico, señaló que las izquierdas ya no pueden estar bajo la conducción de un solo hombre (El Universal, 23/07/10).
A su vez, Ebrard vaticinó las peores lluvias de todos los tiempos y botó una nueva arca de Noé, denominada Unidad Tormenta, que se declaró en alerta máxima, con el enternecedor (por ingenuo) propósito de evitar que vinieran al DF decenas de miles de obradoristas que llevaban semanas preparando su viaje al Zócalo.

Tiempo de rectificaciones

Después del indudable campanazo que dio al país entero la multitudinaria asamblea de los pejecomités territoriales en el Zócalo, Camacho rectificó y dijo a la prensa que las izquierdas tienen dos grandes candidatos, mientras Marcelo bajaba del arca de Noé, soltaba a todas las parejas de chuchos y panuchos que había albergado dentro de ella, y se iba a comer con Andrés Manuel, supuestamente para refrendar la alianza que lo llevó al Gobierno del Distrito Federal en 2006, y de la que por lo visto ya no se acuerda, pues ahora habla de su ciudad y, muy al estilo Gómez Mont, increpa a los delincuentes con la fálica amenaza de que no se la van a acabar.

En el círculo concéntrico de Ebrard se estima que tarde o temprano la olinarquía comprenderá que ningún panista será capaz de reunir votos suficientes para dormir en Los Pinos el primero de diciembre de 2012. En consecuencia, hay quienes argumentan que Ebrard sí podría alcanzar acuerdos con las 30 familias, con la televisión depredadora y con las empresas chatarra, ofreciéndoles en prenda la colaboración estratégica de Elba Esther Gordillo (a quien le quitó de la Secretaría de Educación del GDF al pedagogo Axel Didriksson, que se peleaba continuamente con ella, para sustituirlo, después de un breve paréntesis, por Mario Delgado, su carta bajo la manga para los comicios locales de 2012). Todo esto, claro está, no perseguiría otro fin que obtener la adhesión a su candidatura presidencial, por parte del PAN y del PRD, a cambio de impunidad para Calderón y los suyos y un nuevo sexenio de más de lo mismo.

Si ésta es la lectura de Ebrard y de su grupo, al fin vamos a entender por qué el GDF reprimió de manera tan desalmada a los vecinos de la Magdalena Contreras. Es obvio: los molió a palos para desalojarlos de sus viviendas, obligado por los millonarios contratos que tiene firmados con la trasnacional española OHL –empresa con inversiones en Brasil, Argentina, Perú y México– y las inmobiliarias ATCO y Copri, para construir la supervía poniente. Esta, en realidad, sería una especie de segundo piso que uniría las principales carreteras que desembocan en la capital, con un libramiento de paga conectado a Santa Fe, una de las zonas residenciales más caras de México, donde viven algunas respetables familias oligarcas y, tal vez por qué no, olinarcas.

¿Es también por esto que Ebrard prohibió a los trabajadores del SME reunirse en el Ángel, poco antes del clímax de su huelga de hambre? ¿Y por lo mismo le ha hecho la vida imposible a Clara Brugada en Iztapalapa, tratando de asfixiarla políticamente al negarle presupuesto a sus programas de ayuda a los pobres?

López Obrador ha llamado a multiplicar los comités territoriales para defender el voto en 2012 (que haya dos por cada casilla electoral), pero ante los atropellos que sufre, la gente se prepara para defenderse. Mañana, a las 10 horas, habrá una cadena de brazos en Magdalena Contreras contra la supervía; otros ya planean una manifestación contra Ebrard en bicicleta, y en algunos círculos de estudio capitalinos se habla de convocar a una quema de recibos de la Comisión Federal de Electricidad, en protesta por el pésimo servicio que brinda. La esperanza se organiza, el descontento también.

jueves, 29 de julio de 2010

AMLO proyecto de nación

AMLO: por fin un proyecto de nación
 
Víctor M. Toledo
La jornada

Justo en el momento en el que la política alcanza sus niveles más denigrantes; cuando el país carece de brújula y la ciudadanía sufre un ataque agudo de desesperanza. Justo cuando los indicadores, económicos, sociales, ambientales y morales revelan que la nación padece una crisis múltiple, AMLO presenta, para su amplia discusión, un proyecto de nación. El acto parece descabellado o ingenuo en un país donde la política se hace ya sin ideas, movida casi totalmente por la lógica cínica, es decir, por los compromisos, las componendas y un pragmatismo cuyo motor es el signo de pesos. Sojuzgada hasta el extremo por el capital, a tal punto que es casi imposible distinguir entre el empresario y el político, la práctica política se ha convertido en una acción indecente, sin discurso, valores ni metas. Y este irracionalismo contamina, por desgracia, buena parte de la vida del país.

Dibujar un proyecto de nación, incluso sin el adjetivo de alternativo, en las muy difíciles condiciones actuales, es una proeza que todo ciudadano consciente está obligado a reconocer, porque remonta una situación de decaimiento y desconsuelo, y porque le abre de nuevo a los mexicanos la inmensa puerta de la esperanza. Y es que un proyecto de nación, que es una propuesta de gente pensante, rebasa en teoría a los individuos, a las personalidades y a los dirigentes, en tanto creación colectiva, en tanto acto intelectual de buena voluntad y en tanto oferta para contender.

La primera versión del proyecto, unas 25 páginas elaboradas con el concurso de cerca de medio centenar de pensadores, que se hizo público el pasado domingo, está llamada a operar como un detonador de las voluntades de los millones de mexicanos que como nunca antes sufren, en diferentes versiones y matices, el peso de la corrupción, la injusticia y la falta de oportunidades para alcanzar una vida digna, sana y segura. Ahí están el pequeño comerciante abatido por los grandes monopolios, el joven sin trabajo ni escuela, la familia de clase media amenazada por la delincuencia, el profesionista laborando en actividades impropias, el campesino marginado, los obreros y empleados mal pagados y peor tratados, y los millones sin información, conocimiento, trabajo.
Más allá de su coherencia ideológica, nivel de actualidad e impacto transformador, todo lo cual se irá delineando mediante la discusión anunciada, el documento alcanza un alto grado de legitimidad por dos razones. Primero, porque se plantea clara y rotundamente como objetivo central el desmantelamiento de las prácticas neoliberales que hoy por hoy, no sólo en México sino en el mundo, explotan el trabajo humano y el trabajo de la naturaleza, tan impíamente, que la humanidad se mueve inexorablemente a una crisis de supervivencia. El renacimiento de México, se sostiene, se logra venciendo la inercia de más de dos décadas de neoliberalismo. En segundo lugar porque ha intentado cubrir todas las dimensiones que requieren urgente atención, es decir, que conforman reclamos casi obvios de la sociedad mexicana, evitando dejar fuera del análisis cualquiera de las problemáticas más notables o visibles. Así, para lograr la transformación se propone desde la revolución de las conciencias y el pensamiento crítico, y la defensa de los recursos naturales, pasando por la recuperación del sector público, la supresión de los monopolios, la democratización de los medios de comunicación, la extinción de los privilegios fiscales y las desprivatización del petróleo y la electricidad; hasta la recuperación del campo y la soberanía alimentaria, el predominio de la agricultura ecológica y la defensa de los derechos de los pueblos indígenas.

Ya lo dijo José Martí, hace más de un siglo: Una idea enérgica, flameada a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados. Lo que aquí procede es saber si los acorazados de las elites que hoy dominan, explotan y dilapidan a los mexicanos y sus recursos (poder económico, controles diversos, medios de comunicación, prensa corrupta) serán derrotados por el voto de los ciudadanos en 2012. Una proeza que aumentará su probabilidad en la medida en que un número mayor de ciudadanos lean este proyecto, y lo mediten, discutan, difundan… Un logro que tiene que ser respaldado por trabajo, acción, estrategia y, sobre todo, congruencia moral, pues todo proyecto de nación para ser creíble debe quedar avalado, impecablemente, por la conducta de sus proponentes.

domingo, 25 de julio de 2010

Andres Manuel Lopez Obrador Presidente 2012 ( discurso )

"Contenderé en el 2012", confirma López Obrador

En un mitin en el Zócalo, dijo que sí participará en la elección para "volverle a ganar a la mafia en el poder"; sobre su proyecto de transformación pacífica del país, el tabasqueño señaló que no sólo se requieren cambios políticos, sino de valores morales.

La Jornada En Línea
Publicado: 25/07/2010 11:30
México, DF.

Andrés Manuel López Obrador confirmó que su movimiento de transformación social y política del país sí participará en el proceso de elección presidencial de 2012 para "volverle a ganar a la mafia en el poder".

Luego de presentar su proyecto de nación en el Zócalo capitalino, el "presidente legítimo" preguntó a los ahí presentes si aprobaban tal propuesta, a lo que recibió una clara respuesta afirmativa.

Frente a ello, el tabasqueño apeló al fortalecimiento y organización de comités ciudadanos, pues dijo, una de las razones por las cuales "nos robaron la presidencia en 2006 porque no teníamos organización; por esta razón desde hace cuatro años estamos construyendo esta organización que necesitamos consolidarla para que la gente participe y lograr el despertar ciudadano".

En la plaza de la Constitución, López Obrador enfatizó que el hecho de participar en la contienda presidencial no lo hace por buscar el poder o por por ambición personal, "sino para sacar al país del atraso y no nos quiten a nosotros ni a las nuevas generaciones el derecho a la esperanza y a vivir en una sociedad mejor".

Uno de los puntos centrales del proyecto amlista para cambiar de manera pacífica al país, dijo, será renovar las instituciones, en especial a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cuyos magistrados habrán de ser elegidos de manera democrática.

Para ello, señaló el tabasqueño, se impulsará una reforma constitucional para convertir a la Corte "en el faro de la ley".

Además de enumerar acciones enfocadas a democratizar los medios de comunicación, la optimización fiscal, el apoyo a las industria nacionales, así como a fortalecer programas sociales, López Obrador resaltó la importancia de transformar el país bajo un ideal moral, cuyos principios no estén cimentados en la acumulación de riqueza   material, sino en el estar bien desde la conciencia y en prodigar el bien al prójimo.

Reconoció lo delicado del tema, pero dijo estar convencido de que no basta con mejorar las condiciones de vida y de trabajo: "es indispensable crear una nueva corriente de pensamiento para fortalecer valores culturales, morales y espirituales", ya que la actual crisis no sólo se gestó por falta de empleos, sino también porque se "convirtió la codicia en virtud, se ha elevado a rango supremo el dinero y se ha inducido la creencia de que se puede triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole".

Si no se pone en el centro de discusión del debate, señaló, no iremos al fondo del problema. Lo material es importante pero no basta. Hace falta fortalecer los valores morales, sólo así podremos enfrentar la mancha negra de individualismo, codicia y odio que se vive cada vez más y que ha llevado a la degradación progresiva como sociedad y como nación.

La descomposición social y males que aquejan al país, agregó, no sólo deben atenderse con desarrollo y bienestar, y mucho menos con medidas coercitivas, sino hacer el bien sin distinción de razas o clases sociales.

En consecuencia, dijo, hay que evitar la desintegración familiar, el maltrato entre sus miembros, promover la comunicación, la libertad, la tolerancia y el respeto a diversidad, porque "besos recogerá quien siembra besos".

Entre otros puntos de su proyecto, López Obrador mencionó que su iniciativa contempla un gobierno austero, en el que se reducirán a la mitad los sueldos de altos funcionarios públicos. Se impulsarán actividades productiva, la creación de empleos, se rescatará el campo del abandono de tal manera que en México se producirán los alimentos para dejar de importarlos.

Asimismo contempla la construcción de tres grandes refinerías para procesar aquí materia la prima y elaborar productos petroquímicos y gasolinas. En tanto, mencionó, el Sector energético será palanca de desarrollo nacional para industrializar el país, reduciendo precios de gasolinas, diesel, gas y luz.

También promoverá una reforma fiscal progresiva orientada a no aumentar impuestos o a crear nuevos, sino a acabar con privilegios fiscales, de tal manera que se terminará con el régimen de consolidación fiscal que exenta a grandes corporaciones de pago de gravámenes.

AMLO Presidente 2012..zócalo capital



Zócalo abarrotado, todos sabiendo que la asamblea de hoy sería clave y puntal, participación de 32 representantes de los Comités creados en 4 años de intenso trajinar en cada estado de la República y la delaratoria que no necesita vuelta de hoja: '...Desde esta plaza pública declaramos que nuestro movimiento sí participará en las elecciones del 2012'

¿Partido político mencionado? Ninguno. AMLO fue claro con estas palabras: a nosotros como movimiento nos corresponde el compromiso, el enorme compromiso de impulsarlo, de vigilar y de defender el voto, de promover el Proyecto Alternativo de Nación entre la gente. Están PRD, PT y Convergencia como partidos de izquierda... o "de izquierda", eso ya le tocará a cada partido definir. AMLO ya se lanzó y lanzó la moneda al aire, el resto corresponde a cada uno de los tres partidos.

Significativa fue la participación de ciudadanos afiliados al Movimiento Obradorista y representantes, por supuesto, del Gobierno Legítimo de México. Uno por cada estado de nuestro país: la mujer agraviada de Chihuahua, estado azotado por la violencia y el feminicidio; la joven estudiante regiomontana que habla de cómo su familia reparte Regeneración en su ciudad; el indígena chontal, el acapulqueño, el pequeño empresario de Baja California Norte, una 'bomba' yucateca aclarando hacia donde va la lealtad ciudadana; un Estado de México harto de copetudos mediáticos, Sonora representado por un huelguista de Cananea, Durango y la paradoja de la riqueza minera contra el enorme migrar a Estados Unidos; la tercera edad, el joven tabasqueño orgulloso de que sea Tabasco cuna de nacimiento de nuestro próximo Presidente, ahora sí, Constitucional... mixturas, colores, géneros, diferentes estatus, diferentes conglomerados representados. Todos y cada uno han sido tocados de alguna manera por AMLO. Todos y cada uno han sido agraviados de alguna manera por un gobierno usurpador.

Las fichas se acomodan ya en el tablero y ya se dio la primera jugada. ¿Mañana?: mañana será el día de las editoriales interesantes, de los ladridos, de los bufidos, de las descalificaciones. Carlos Marín seguro escupirá de más su micrófono; Healley... ¿podrá ponerse más canoso?; Loret de Mola se morirá por hacer otra entrevista a AMLO para tupirle más duro que la última vez (¿para que aprenda que con sus patrones no se juega?); la derecha, toda la derecha también estuvo esperando este día, de eso que no nos quepa duda alguna. AMLO se lanza en campaña rumbo a la presidencia. ¡Horror! Ahora hay que encontrarle el negrito al arroz... ¿tal vez lanzar el cizañoso cuentionamiento de cómo ha financiado sus viajes, por ejemplo? Pues bien: que lo hagan como siempre, que le encuentren lo que nunca, que le inventen a ver ahora qué.

AMLO 2012 y el camino no pinta fácil. La derecha volverá a cerrar filas quizá ahora sí, pensando en todas las posibilidades, TODAS, para quitarlo del camino y llámenme paranoica, pues prefiero pecar de paranoica a pecar de confiada. Todas las posibildades están abiertas, pues todo está en juego, absolutamente todo.

Quien sabe se Cevallos pueda regresar casi 'resucitado entre los muertos' (¿para ser "héroe" nacional y llueva una nueva y fabulosa cortina de humo?). Mientras tanto: Atenco se resolvió... quizá en parte, pues los verdaderos criminales siguen gozando de impunidad (Peña Nieto y Vicente Fox), así que todavía queda pendiente que se haga verdadera justicia; el SME comienza a definir las pautas de la negociación y quien sabe... a FeCal no le conviene desdecirse, sobre todo porque en el norte volvió a ser increpado (y en qué forma) por una madre adolorida ('yo voté por usted no por sus promesas, sino porque dijo que el peligro para México estaba en otro lado...').

FeCal ha quedado obsoleto, FeCal no solo fue un fraude para la sociedad desde un inicio, sino que tampoco les resolvió el asunto a los oligarcas: tiene una reforma laboral (esclavista) detenida, Pemex no se ha privatizado por entero, Atenco no permitió que un aeropuerto fuera construido (¡oh, agravio!: ganó la propiedad de la tierra sobre el progreso capitalista), el SME no se liquidó por completo en el tiempo que Lozano pensaba que así sería y nadie más ha respondido a su tercera llamada a liquidaciones, al contrario: ese SME sigue dando lata y no va a quitar el dedo del renglón; inocentes siguen muriendo y el crimen organizado no está siendo frenado...

Mientras tanto AMLO ya lanzó la primer carta al aire. Ahora sí viene lo bueno, lo duro, lo tupido, lo dificil, la aplicación de lo aprendido, la experiencia del camino recorrido, la prueba de fuego para el pueblo organizado; quizá Salinas regrese... "casualmente"; quizá video-escándalos surgan... "casualmente"; quizá el sub Marcos comience a hacer declaraciones... o Cárdenas... "casualmente"; veremos cómo se las gasta la derecha con la nueva guerra sucia; veremos cómo aplica las ideas para marear a esa parte del México todavía desinformado; veremos cuantos artículos del Código Federal Electoral violará en esta ocasión... o cómo se va a aplicar Elbita para la elección: ¿qué nuevos gobers del PRI se prestarán a ello?

Las imágenes de este día:









¿La lucha del SME?, ¿el Movimiento Obradorista? En realidad, todas son una sola lucha...



Algunos de los 32 rostros que representaron con su voz y sus palabras a todo el México conciente...










sábado, 24 de julio de 2010

El enano se está gastando nuestros ahorros

Los grandes logros de Calderón

Jesusa Cervantes
Proceso
MÉXICO, D.F., 23 de julio (apro).-

Finalmente los mexicanos conocemos ya el impacto de la crisis mundial de octubre de 2008 en nuestro país: 6 millones de pobres más. Sin embargo, esto no acaba ahí, el gobierno de Felipe Calderón se empeña, a diario, en deteriorar cada día más la economía de los mexicanos y fortalecer las finanzas de los poderosos que los llevaron al poder. Y parece que lo va logrando; si no, veamos.

 El pasado 21 de julio, Ernesto Cordero Arroyo, secretario de Hacienda y Crédito Público admitió que había seis millones más de mexicanos pobres. La noticia, obviamente, impactó a la opinión pública, sin embargo, era el principio de lo que vendría. Al día siguiente, una estocada más contra la clase trabajadora: la Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió reducir de 25 a 10 salarios mínimos el monto máximo para calcular las pensiones por invalidez, vejez, cesantía o muerte de los trabajadores que cotizan el Instituto Mexicano del Seguro Social.

 Del asombro al coraje en menos de 24 horas, pues la decisión, tomada el 9 de julio por la Segunda Sala de la Suprema Corte, causó indignación. Con el fallo de la Corte, ahora un trabajador que desee jubilarse recibirá, como máximo, una pensión de 17 mil pesos mensuales, en lugar de 42 mil que prevé el cálculo de 25 salarios mínimos que actualmente se viene realizando.

 Por si fuera poco, un día después nos enteramos que el IMSS durante  este año hará uso de 16 mil millones de pesos de sus reservas de Fondo Laboral y del de Operaciones para Contingencias.

Si hacemos memoria el dato no sólo genera estupor, sino enojo. Esto porque resulta que, según reveló la revista Proceso en su pasado número, el Comité Técnico del IMSS decidió tomar a lo largo del sexenio pasado y parte de este, esa misma cantidad del mismo Fondo de Reservas para invertirlo en la llamada “deuda corporativa”.

Nos enteramos que el IMSS decidió tomar de ese Fondo de Reserva, en donde se encuentra también el Fondo de Pensiones, 16 mil millones de pesos para jugar en la ruleta de la Bolsa Mexicana de Valores. En honor a la verdad en algunos casos la jugada resulta eficaz e incrementa los recursos del inversionista, sin embargo, en otros, como en el caso de Metrofinanciera y Comercial Mexicana, que salieron con saldo negativo y perdieron lo invertido o no han podido recuperarlo.
         Pero ese no es el problema, el gran dilema que abrió el Instituto fue su determinación de jugar 16 mil millones de pesos, dinero de los mexicanos y producto de su trabajo, para adquirir bonos no gubernamentales, esto es, bonos de empresas privadas.
         ¿Cuál es el resultado de ello? Que en palabras llanas el IMSS “entregó” dinero fresco a 24 empresas privadas. Estas son, Carso, Cemex, CIE, varias Sofome --como Metrofinanciera, Hipotecaria Su Casita--, Navistar, Telefónica, Finanzas México,  Bimbo y Coca Cola, entre otras.
         ¿Cómo funcionó esto? Sencillo: cada una de estas empresas emitió bonos que se pusieron a disposición del público en la BMV, el IMSS compró, por un monto de 16 mil millones de pesos, estos bonos no gubernamentales, los cuales tuvieron cierto interés de ganancia para el propio Instituto.

Al adquirir el IMSS estos bonos, les inyectó dinero freso a más de 20 empresas privadas, en lugar de utilizar esos recursos para la compra de medicamentos, construir hospitales, reparar otros, comprar instrumentos quirúrgicos… o para pagar las pensiones.

 Ese dinero se fue de manera directa a empresas privadas, es decir, el IMSS --con el dinero que los patrones retienen a sus trabajadores y envían a las arcas del Instituto para que, cuando los empleados terminen su vida laboral se les paguen de ahí sus pensiones mensuales--, utilizó recursos públicos para “capitalizar” a empresas privadas.

 Uno se pregunta, ¿acaso requieren empresas internacionales y tan ricas como Cemex, Bimbo o Coca Cola, que le gobierno las capitalice con el dinero que los mexicanos devengan día con día con su trabajo? La respuesta es obvia: No.

 Sin embargo, los dos gobiernos federales panistas han recurrido a esta práctica, de retirar dinero del Fondo de Reservas del IMSS para dárselo a empresas privadas.

Todo esto viene a cuenta porque ahora el IMSS ha anunciado que utilizará para este año otros 16 mil millones de pesos del Fondo de Reservas para cubrir su déficit, lo cual no significa otra cosa que cubrir los gastos por compra de medicina, pago de pensiones, construcción o rehabilitación de hospitales y adquisición de material quirúrgico.

Uno puede justificar que utilice el dinero del Fondo de Reserva para cubrir estos gastos pero no para financiar o capitalizar a empresas privadas.

 El IMSS es el único instrumento médico al que puede recurrir la mayoría de la población, pues sólo los de clase pudiente acuden a hospitales privados cuando tienen una emergencia médica.

Pero si el dinero del IMSS es utilizado para capitalizar empresas, pues es lógico que su Fondo de Reservas baje y, por consiguiente, el dinero que puede disponer para actualizar y mantener en óptimas condiciones sus hospitales.

Si a todo esto le sumamos la decisión de la Corte de reducir la pensión el monto máximo para calcular las pensiones, de 25 a 10 salarios mínimos, entonces entendemos que esto le pega directamente a la clase trabajadora que cotiza en el IMSS. El impacto será principalmente para la clase media.

         Si de acuerdo con los datos del Inegi, existían hasta antes de la crisis económica de hace dos años 50 millones de pobres, ahora existen 56 millones de pobres, esta cifra, sin duda, aumentará en caso de que el IMSS decida poner en práctica la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que, dicho sea de paso, de justa no tiene nada.
 Esta nueva clase de pobres que año con año aumenta es la que puede acudir --en algunos casos--, al IMSS para atender sus problemas de salud, pero de poco le vale cuando el propio Instituto en lugar de destinar sus fondos de reserva los utiliza para financiar a empresas privadas inmensamente ricas.

Ayer el IMSS usó 16 mil millones de pesos para capitalizar empresas, hoy anuncia que usará otros 16 mil millones de pesos para cubrir su déficit y, a la par, la Corte avala un recorte sustancial en el pago de pensiones. ¿Y a los trabajadores que son los que mantienen el Instituto con su trabajo, quién los apoya? La verdad es que este gobierno no.

Por lo pronto existe una pequeña esperanza: el Comité Técnico del IMSS aún no decide si pondrá en práctica la determinación de la Corte; por el bien de los mexicanos y del país, esperemos que no lo haga, de lo contrario al malestar social que ya existe por el escaso valor adquisitivo de su dinero, se sumará la inconformidad de 3 millones y medio de trabajadores cautivos a pagar las cuotas del IMSS.

 Este descontento estará presente, sin duda alguna, en las próximas elecciones presidenciales del 2012. A ver si la gente vota por el gobierno panista que gusta de usar el Fondo de Reserva del IMSS para aligerar la carga económica de empresas privadas y no de sus trabajadores.

Los logros del espurio..hay que sacar a patadas a este imbécil

Los grandes logros de Calderón

Jesusa Cervantes
Proceso
MÉXICO, D.F., 23 de julio (apro).-

Finalmente los mexicanos conocemos ya el impacto de la crisis mundial de octubre de 2008 en nuestro país: 6 millones de pobres más. Sin embargo, esto no acaba ahí, el gobierno de Felipe Calderón se empeña, a diario, en deteriorar cada día más la economía de los mexicanos y fortalecer las finanzas de los poderosos que los llevaron al poder. Y parece que lo va logrando; si no, veamos.

 El pasado 21 de julio, Ernesto Cordero Arroyo, secretario de Hacienda y Crédito Público admitió que había seis millones más de mexicanos pobres. La noticia, obviamente, impactó a la opinión pública, sin embargo, era el principio de lo que vendría. Al día siguiente, una estocada más contra la clase trabajadora: la Suprema Corte de Justicia de la Nación decidió reducir de 25 a 10 salarios mínimos el monto máximo para calcular las pensiones por invalidez, vejez, cesantía o muerte de los trabajadores que cotizan el Instituto Mexicano del Seguro Social.

 Del asombro al coraje en menos de 24 horas, pues la decisión, tomada el 9 de julio por la Segunda Sala de la Suprema Corte, causó indignación. Con el fallo de la Corte, ahora un trabajador que desee jubilarse recibirá, como máximo, una pensión de 17 mil pesos mensuales, en lugar de 42 mil que prevé el cálculo de 25 salarios mínimos que actualmente se viene realizando.
         Por si fuera poco, un día después nos enteramos que el IMSS durante  este año hará uso de 16 mil millones de pesos de sus reservas de Fondo Laboral y del de Operaciones para Contingencias.

Si hacemos memoria el dato no sólo genera estupor, sino enojo. Esto porque resulta que, según reveló la revista Proceso en su pasado número, el Comité Técnico del IMSS decidió tomar a lo largo del sexenio pasado y parte de este, esa misma cantidad del mismo Fondo de Reservas para invertirlo en la llamada “deuda corporativa”.

Nos enteramos que el IMSS decidió tomar de ese Fondo de Reserva, en donde se encuentra también el Fondo de Pensiones, 16 mil millones de pesos para jugar en la ruleta de la Bolsa Mexicana de Valores. En honor a la verdad en algunos casos la jugada resulta eficaz e incrementa los recursos del inversionista, sin embargo, en otros, como en el caso de Metrofinanciera y Comercial Mexicana, que salieron con saldo negativo y perdieron lo invertido o no han podido recuperarlo.
         Pero ese no es el problema, el gran dilema que abrió el Instituto fue su determinación de jugar 16 mil millones de pesos, dinero de los mexicanos y producto de su trabajo, para adquirir bonos no gubernamentales, esto es, bonos de empresas privadas.

¿Cuál es el resultado de ello? Que en palabras llanas el IMSS “entregó” dinero fresco a 24 empresas privadas. Estas son, Carso, Cemex, CIE, varias Sofome --como Metrofinanciera, Hipotecaria Su Casita--, Navistar, Telefónica, Finanzas México,  Bimbo y Coca Cola, entre otras.

¿Cómo funcionó esto? Sencillo: cada una de estas empresas emitió bonos que se pusieron a disposición del público en la BMV, el IMSS compró, por un monto de 16 mil millones de pesos, estos bonos no gubernamentales, los cuales tuvieron cierto interés de ganancia para el propio Instituto.

Al adquirir el IMSS estos bonos, les inyectó dinero freso a más de 20 empresas privadas, en lugar de utilizar esos recursos para la compra de medicamentos, construir hospitales, reparar otros, comprar instrumentos quirúrgicos… o para pagar las pensiones.

Ese dinero se fue de manera directa a empresas privadas, es decir, el IMSS --con el dinero que los patrones retienen a sus trabajadores y envían a las arcas del Instituto para que, cuando los empleados terminen su vida laboral se les paguen de ahí sus pensiones mensuales--, utilizó recursos públicos para “capitalizar” a empresas privadas.

Uno se pregunta, ¿acaso requieren empresas internacionales y tan ricas como Cemex, Bimbo o Coca Cola, que le gobierno las capitalice con el dinero que los mexicanos devengan día con día con su trabajo? La respuesta es obvia: No.
Sin embargo, los dos gobiernos federales panistas han recurrido a esta práctica, de retirar dinero del Fondo de Reservas del IMSS para dárselo a empresas privadas.

Todo esto viene a cuenta porque ahora el IMSS ha anunciado que utilizará para este año otros 16 mil millones de pesos del Fondo de Reservas para cubrir su déficit, lo cual no significa otra cosa que cubrir los gastos por compra de medicina, pago de pensiones, construcción o rehabilitación de hospitales y adquisición de material quirúrgico.

Uno puede justificar que utilice el dinero del Fondo de Reserva para cubrir estos gastos pero no para financiar o capitalizar a empresas privadas.

El IMSS es el único instrumento médico al que puede recurrir la mayoría de la población, pues sólo los de clase pudiente acuden a hospitales privados cuando tienen una emergencia médica.
 
Pero si el dinero del IMSS es utilizado para capitalizar empresas, pues es lógico que su Fondo de Reservas baje y, por consiguiente, el dinero que puede disponer para actualizar y mantener en óptimas condiciones sus hospitales.

Si a todo esto le sumamos la decisión de la Corte de reducir la pensión el monto máximo para calcular las pensiones, de 25 a 10 salarios mínimos, entonces entendemos que esto le pega directamente a la clase trabajadora que cotiza en el IMSS. El impacto será principalmente para la clase media.

Si de acuerdo con los datos del Inegi, existían hasta antes de la crisis económica de hace dos años 50 millones de pobres, ahora existen 56 millones de pobres, esta cifra, sin duda, aumentará en caso de que el IMSS decida poner en práctica la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que, dicho sea de paso, de justa no tiene nada.

Esta nueva clase de pobres que año con año aumenta es la que puede acudir --en algunos casos--, al IMSS para atender sus problemas de salud, pero de poco le vale cuando el propio Instituto en lugar de destinar sus fondos de reserva los utiliza para financiar a empresas privadas inmensamente ricas.

Ayer el IMSS usó 16 mil millones de pesos para capitalizar empresas, hoy anuncia que usará otros 16 mil millones de pesos para cubrir su déficit y, a la par, la Corte avala un recorte sustancial en el pago de pensiones. ¿Y a los trabajadores que son los que mantienen el Instituto con su trabajo, quién los apoya? La verdad es que este gobierno no.

Por lo pronto existe una pequeña esperanza: el Comité Técnico del IMSS aún no decide si pondrá en práctica la determinación de la Corte; por el bien de los mexicanos y del país, esperemos que no lo haga, de lo contrario al malestar social que ya existe por el escaso valor adquisitivo de su dinero, se sumará la inconformidad de 3 millones y medio de trabajadores cautivos a pagar las cuotas del IMSS.

Este descontento estará presente, sin duda alguna, en las próximas elecciones presidenciales del 2012. A ver si la gente vota por el gobierno panista que gusta de usar el Fondo de Reserva del IMSS para aligerar la carga económica de empresas privadas y no de sus trabajadores.
mjcervantes@proceso.com.mx

miércoles, 21 de julio de 2010

#ABC ..Madre abc increpa a calderón y pide justicia , no dinero

#ABC ; Piden renuncia y carcel para Molinar y Karam

Padres de ABC exigen a Calderón la renuncia de Molinar y Karam

Patricia Dávila
Proceso
MÉXICO, D.F., 20 de julio (apro).-

Integrantes del Movimiento Ciudadano 5 de Junio, integrado por padres de los 49 bebés que fallecieron en el incendio de la guardería ABC, de Hermosillo Sonora, abandonaron la reunión privada que sostuvieron hoy con el  presidente Felipe Calderón, molestos porque el mandatario se niega a cumplir sus demandas de justicia.

La señora Patricia Duarte, madre de uno de los bebés fallecidos, lamentó que “para Calderón la justicia signifique dinero”, ya que las familias que perdieron a sus bebés el 5 de junio del 2009 exigen que sean encarcelados los responsables del accidente.

En la reunión privada efectuada en Hermosillo, a la que asistió también el director general del IMSS, Daniel Karam, los padres de familia afectados por el accidente entregaron un pliego petitorio al presidente Calderón, a quien demandaron que lo firmara de recibido en señal de compromiso.

Entre sus demandas, exigieron la destitución del propio Karam y del exdirector general del IMSS y actual secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas, a quienes responsabilizan directamente del incendio. Por tal motivo, exigieron también que el Ministerio Público que ejerza acción penal contra dichos funcionarios.

El objetivo de la reunión era analizar los avances y estancamientos del caso ocurrido el pasado 5 de junio de 2009 y que conmocionó al país.

José Francisco Quintana, padre de uno de los bebés que murieron en el incendio, dijo molesto al salir de la reunión: “No estamos de acuerdo con Calderón. Lo que queremos es que destituyan y encarcelen a Daniel Karam y Juan Molinar Horcasitas, y aún no lo han hecho.”

Uno a uno, los padres inconformes fueron abandonando la reunión, desilusionados por las respuestas del presidente, quien se abstuvo de pronunciar una promesa concreta a las demandas.

Quintana dijo que los padres de los bebés muertos sienten que el gobierno federal no le ha dado la importancia necesaria al caso, pues a un año de la tragedia, aún no hay culpables.

También demandaron que realice todas las diligencias y aporte las pruebas necesarias ante el juez federal de la causa penal que se sigue en contra de los propietarios de la estancia infantil siniestrada.

Además, que el Estado suscriba un convenio de reparación del daño, que deberá ser ratificado a instancias judiciales, para que se comprometan a pagar los costos de atención médica vitalicia de calidad en instituciones hospitalarias de primer nivel en el país o en el extranjero.

Y que a partir de los expedientes clínicos de Shriners y del IMSS, un panel de médicos especialistas realicen una evaluación y diagnostico del estado de salud de todos los niños sobrevivientes.

Calderón llegó a Sonora precedido por la publicación del decreto en el Diario Oficial de la Federación (DOF), mediante el cual la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) otorgará ayudas extraordinarias a los afectados por el incendio en la guardería ABC.

La publicación alteró el ánimo de los afectados, quienes salieron a las calles a exigir “no sólo dinero”, sino castigo a los responsables.

El decreto, establece que se dotará al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de los recursos presupuestarios suficientes para apoyar dichos apoyos.
Por la mañana, en un acto público, el presidente Felipe Calderón dedicó dos minutos a la tragedia de la guardería ABC; y ofreció a los familiares de las víctimas todo su apoyo y el apoyo de su gobierno.

El gobernador Guillermo Padrés Elías dijo que no sólo se debe destacar lo malo, sino reconocer a quienes actuaron con responsabilidad y profesionalismo ante la tragedia ocurrida el 5 de junio de 2009.

En este marco se reconoció la labor del hospital Shriners, donde se atendió a algunos de los bebés. Estuvo presente el doctor Peter Armostrong, vicepresidente de Asuntos Médicos de esa institución, a quien Calderón entregó un reconocimiento por la atención brindada a varios de los menores que resultaron con quemaduras graves.

Por su parte, el director general del IMSS, Daniel Karam, dijo que la tragedia de la guardería ABC obliga al gobierno a no olvidar y actuar cuanto antes para tratar de resarcir los daños.

lunes, 19 de julio de 2010

Militares en la frontera de México...y Calderas calladito

En 12 días, empieza EU militarización de la frontera con México

J. Jesús Esquivel
Proceso
WASHINGTON, 19 de julio (apro).-

El gobierno estadunidense anunció hoy que a partir del 1 de agosto se iniciará la militarización de la frontera con México, con el despliegue de mil 200 efectivos de la Guardia Nacional y el uso de equipo aéreo del Pentágono.
Con esa acción, la administración Obama pretende contener el narcotráfico y el flujo de indocumentados.
Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior del gobierno de Barack Obama, sostuvo que “en los últimos 18 meses se ha puesto en práctica una nueva estrategia de seguridad fronteriza con un carácter de urgencia sin precedente, realizando inversiones históricas en personal, tecnología e infraestructura”.
Según el proyecto de militarización, anunciado desde mayo pasado, los mil 200 integrantes de la Guardia Nacional que serán desplazados se distribuirán de la siguiente manera: 224 en California, 524 en Arizona, 72 en Nuevo México, 250 en Texas, y 130 que se dedicaran a tareas de comando y control de apoyo en los servicios fronterizos, labor que realizarán en puntos distantes a la frontera.
En un comunicado, Napolitano aclaró que “esos efectivos brindarán apoyo directo a los oficiales de la ley y agentes federales que trabajan en zona de alto riesgo combatiendo a las organizaciones criminales que tratar de trasladar gente y productos ilegalmente a través de la frontera sur”.
De su lado, el general Craig McKinley, jefe del Buró de la Guardia Nacional, explicó en conferencia de prensa en el Pentágono que el despliegue integral de los mil 200 miliatres concluirá a fines de agosto.
Puntualizó que las labores de sus subordinados serán exclusivamente de respaldo a las agencias federales encargadas del combate al flujo indocumentado de personas, drogas y cualquier otra cosa que se considera como contrabando.
“Nos aseguraremos que todos nuestros soldados y pilotos estén bien calificados e integrados para cumplir con la misión que se nos ha encargado”, anotó el general McKinley.
También aclaró que aunque sus efectivos estarán armados cuando realicen la labor de apoyo fronterizo, éstos sólo responderán con fuego cuando sea necesario y para su protección personal, tratando de evitar a toda costa los estados de confrontación.
Claro que, advirtió McKinley, “cuando se encuentren bajo algún tipo de peligro, entonces tendrán que defenderse... Es una práctica común para nuestros soldados el cumplir con la regla de usar las armas sólo cuando sea necesario y evitar cualquier situación de provocación”.
El gobierno de Obama insistió en que el despliegue de la Guardia Nacional a la frontera con México es en parte en respaldo a los servicios de inteligencia, reconocimiento y en los operativos de combate al tráfico de drogas.
Asimismo, en un principio operarán durante un año para respaldar las acciones para contener al contrabando transfronterizo y el contagio de la narcoviolencia que priva en buena parte del territorio mexicano.
A ese contingente se sumarán 300 agentes del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), helicópteros y aviones a control remoto que estarán a cargo del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).
El comisionado de CBP, Alan Bersin, indicó que bajo la nueva estrategia de fortalecimiento de la vigilancia en la frontera sur, el gobierno estadunidense tendré la capacidad de realizar sobrevuelos a control remoto para detectar y facilitar la captura tanto de indocumentados como de drogas provenientes del territorio mexicano.
“También estamos agregando 68 efectivos de la Guardia Nacional, quienes despacharán como analistas de inteligencia en cuatro estados a lo largo de la frontera, para ayudar a que nos concentremos en las investigaciones de tráfico transfronterizo”, remató John Morton, subsecretario de Seguridad Interior.

domingo, 18 de julio de 2010

América del Valle ...libre

Atenco
 
América del Valle: nunca quise ser factor de conflicto
 
La joven abandona la embajada de Venezuela
La cancillería presiona para acelerar la salida
Foto 
 
Luego de cuatro años, América del Valle se volvió a reunir con sus padres y hermanos
Foto Jesús Villaseca
 
Blanche Petrich
 Periódico La Jornada
Domingo 18 de julio de 2010, p. 2
 
Este sábado a las 11 de la mañana, con una gorra prestada calada hasta las cejas y a bordo de un vehículo oficial de la embajada de Venezuela que conducía el consejero José Romero, América del Valle abandonó la misión diplomática, donde se refugió hace más de cuatro semanas, y se trasladó al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro.
El plan inicial de convocar a la prensa para informar sobre su salida a las puertas de la embajada este domingo y anunciar ahí mismo el retorno de América a San Salvador Atenco, acordado con el embajador Trino Alcides, fue abortado por la Secretaría de Relaciones Exteriores, que dispuso adelantar el proceso y evitar la cobertura mediática. El viernes 16, por presión del director general para América Latina y el Caribe, José Ignacio Piña, miembros de la misión venezolana exigieron que América saliera de la sede diplomática a la brevedad posible.
Así, después de hacerle firmar un documento, la joven pedagoga –que tuvo durante los últimos años cinco órdenes de aprehensión pendientes– llegó a la sede del Centro Prodh, donde la esperaban sus padres, Ignacio y Trinidad del Valle, así como hermanos, tíos, primos y amigos cercanos.
El pequeño grupo, al que se sumaron sus abogados, algunos activistas del Centro Prodh, de Servicios y Asesoría para la Paz, celebraron así el fin de una larga batalla jurídica contra el estado de México de la que, aseguran, salieron victoriosos.
En todo este proceso hemos dado muchas volteretas. Vivimos días en que parecíamos pepitas en comal. Pero al final logramos el objetivo que era la libertad de todos. Y como dice mi papá: esta victoria es el inicio de más trabajo.
Asomada a una ventana sobre la calle Serapio Rendón, una América eufórica observa la calle, la tienda de la esquina, el trajín de los vecinos. Aspira el olor de la tortillería de la planta baja y finalmente se percata de que es libre de ir a donde quiera.
El peligro de perder la libertad por una injusticia
El pasado 24 de junio abandonó los escondites de los años previos y se presentó a la embajada venezolana a pedir asilo político. Apenas ahora puede explayarse sobre esa decisión. “Es que de verdad corría peligro. Peligro de ser apresada y juzgada en un proceso amañado, sentenciada hasta a 112 años, como a mi papá, por un delito que no cometí, la famosa figura del secuestro equiparado que se inventó la procuraduría del estado de México como un escarmiento por la lucha de San Salvador Atenco.
“En la medida en la que se aproximaba el día de la resolución de la Suprema Corte de Justicia sobre las sentencias dictadas contra los 12 presos políticos (en una sesión fijada para el 30 de junio) más temía, por los antecedentes: los casos de Oaxaca, de los niños quemados en la guardería ABC de Hermosillo, el mismo Atenco, el caso Lydia Cacho, en los que la Corte reconoció que hubo violaciones a las garantías del ser humano, pero al mismo tiempo protegía la impunidad de los responsables.
“Todos esos carpetazos me hicieron pensar en lo que iba a venir: una decisión en la que prevaleciera la razón de Estado por encima de la justicia. En el mejor de los casos me esperaba alguna decisión leguleya en la que liberaran a los presos de Molino de Flores, pero retuvieran a los tres del Altiplano, o por lo menos a mi padre (Ignacio del Valle). Esa fue mi lectura del momento, si quieres limitada por mi aislamiento, porque no había con quien discutir, con quien intercambiar análisis, información.
Pero también pesó mucho que yo había llegado a mi límite. No estaba en la cárcel, pero sí viviendo de alguna manera el encierro. No podía más, de verdad. Sentí que mis opciones eran: entregarme a la procuraduría y enfrentar un juicio sesgado o pedir asilo político. La cárcel no era opción. Seguir escapando tampoco.
Pensé en Bolivia, en Cuba, en Venezuela. Y fui descartando. Ni Colombia ni Estados Unidos se me hubieran ocurrido. Jamás.
–Considerando que pedir asilo político en una embajada es una situación incómoda entre dos estados, ¿qué te llevó a elegir la embajada de Venezuela?
–Eso mismo fue lo que me preguntó el embajador Trino Alcides. Claro que sí tenía conciencia de que había una relación diplomática delicada entre los dos países. Nunca tuve la intención de ser un factor de conflicto. Por eso mismo le contesté al embajador, señalando la fotografía del presidente Hugo Chávez que tenía en su escritorio: ‘yo creo en ese hombre; él para mí es una esperanza, una alternativa’.
“No me creo lo que dice la mayoría de la prensa y la televisión de que ese hombre es autoritario. Sé que a él su pueblo lo apoya y él gobierna para su pueblo. Y sí, claro, he estado antes en Venezuela, a mucha honra. El Cisen lo sabe perfectamente bien porque la policía se robó mi pasaporte. Ahí está la visa. En el verano de 2004 viajé a Caracas. Estuve 15 días en el festival de la juventud.
Sigo pensando que para mí haber estado en la embajada de Venezuela es un honor.
–¿Cómo fue tu llegada a la embajada?
–Me temblaban los pies. Había logrado que me dieran una cita, inventando un pretexto cualquiera. Llegué en taxi, arreglada como nunca y aparentando una seguridad que no sentía. En la recepción me dijeron: no hay luz y no sirve el elevador. Tiene que subir al décimo piso. Subí a oscuras, tropezando con todo, de los nervios que tenía. Una vez que pisé territorio venezolano, pensé: ‘de aquí nadie me va a sacar’. Me senté, respiré hondo y ahí ya les dije quién era y cuál era mi intención. Fue como romper un cascarón que me protegió durante cuatro años. Ya a partir de ahí no había reversa.
No los hice muy felices que digamos, claro. Tuve que demostrarles que de verdad mi seguridad corría riesgo.
–¿Y ahora? ¿Que esperas de tu retorno a la normalidad?
–Tengo miles de planes y proyectos. En lo familiar, me voy a rencontrar con mi padre y mi madre, que además son mi compañero y compañera de movimiento; con mis hermanos. En Atenco, los del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra nos vamos a encontrar después de cuatro años. Sé que no vamos a encontrar a muchos que antes estaban. Pero va a haber mucha gente nueva, que sin conocernos decidió construir un lazo con nosotros.
Vamos a tener mucho que platicar, rearmar la historia tan cruda que hemos vivido desde el 3 y el 4 de mayo de 2006, a replantearnos qué hacer, hacia dónde, cómo. Reconociendo, desde luego, que en estos últimos años la situación ha empeorado en todos sentidos, económica, de inseguridad, de impunidad. No nos podemos resignar a no cambiar las cosas. Nuestro pueblo ha cambiado, lo vivido a todos nos cambió la vida.

jueves, 15 de julio de 2010

SME En peligro de muerte Cayetano

Atenco y los pendientes

Atenco y los pendientes

Javier Sicilia
Proceso
MÉXICO, D.F., 14 de julio.-

El 1 de julio, al liberar a los 12 presos de Atenco, la Suprema Corte de Justicia de la Nación hizo lo que hace mucho no practicaba: impartir justicia. Hay que felicitarse por ello. Pero este acto que satisface a la nación no está exento de pesar. Desde hace cuatro años, muchas mujeres y hombres que no necesitamos haber pasado por las facultades de Derecho para saber lo que significa la justicia pusimos en evidencia no sólo la inocencia de esas personas, cuyo único delito fue defender su tierra y sus modos de vida frente a los intereses del poder, sino que señalamos también la impunidad en la que vive ese mismo poder que las reprimió, encarceló y condenó, y que, durante su detención, violó mujeres. 

Después de cuatro años de dolor, de sacrificios, de luchas para resarcir esa injusticia, los verdaderos culpables, que tienen nombre y apellido, no sólo permanecen impunes, sino que, protegidos por el poder, continúan en las corporaciones policiacas o se encumbran en las esferas políticas. El caso más claro es el de Enrique Peña Nieto. Ese gobernador, que fue fundamental para que dicha injusticia se mantuviera durante cuatro años, no sólo permanece en su puesto, sino que, arropado por un PRI tan corrupto como su historia, se encumbra como virtual candidato a la Presidencia de la República. 

En este sentido, el resarcimiento de la justicia que acaba de hacer la Suprema Corte no sólo es parcial, sino insuficiente. No basta con haber liberado a unos seres humanos que simplemente nunca debieron haber estado en prisión. Hay, además, que resarcirles esos cuatro años de sufrimiento, castigar a los culpables que cometieron ese delito y cumplir con un sinnúmero de pendientes que antes y después de esa inmensa injusticia han acumulado el Estado, los gobiernos y los partidos.

Desde hace 15 años no he dejado de firmar mis artículos con parte de esos pendientes. A lo largo de esos años, otros tantos agravios que han permanecido impunes y otras tantas traiciones a la justicia se han agregado. Si no los he sumado a mis demandas es porque de hacerlo ocuparían tal espacio que llenarían mi columna. Pero los conocemos, los llevamos en nuestros corazones, los sentimos con una rabia contenida y no hemos dejado de denunciarlos cada vez que la ocasión lo pide. Las columnas de los periodistas y de los analistas honestos de este país están llenas de ellos. 
En el caso de los presos de Atenco, nuestro deseo era que esa liberación hubiese llegado antes de que la descomposición del país alcanzara niveles inauditos. Pensamos, de todas formas, que hay que alegrarse porque esa justicia hace despuntar una hoja de verdor en medio del desierto de la injusticia y caer un relámpago en las tinieblas del país. Pero no queremos solamente alegrarnos. Queremos también admirar y creer. Para ello es necesario que la justicia se pruebe antes de que la presión de los que la tienen clara, porque la aman sobre cualquier interés, la mantengan viva a costos muy altos.

Cómo nos gustaría, en este sentido, que el PRI dejara de proteger a criminales como Ulises Ruiz, Mario Marín y Enrique Peña Nieto para que sean procesados como los criminales que son; cómo nos gustaría que el gobierno federal y sus aparatos judiciales dejaran de proteger a los responsables de la muerte de los niños de la guardería ABC y a los asesinos de Acteal, cuyos nombres todos conocemos; cómo nos gustaría ver a los partidos políticos dejar sus corruptelas y sus pactos innaturales para que tengamos elecciones verdaderamente libres; cómo nos gustaría ver el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés para que el EZLN y las organizaciones de derechos humanos no tengan que mantenerse en estado permanente de alerta; cómo nos gustaría ver que la protesta social ya no se criminaliza y que se deja de fabricar delincuentes para proteger a los verdaderos criminales o justificar la ineficiencia de nuestras instituciones. En síntesis, queremos ver que, en el corazón mismo de este México que vive una vergonzosa descomposición, los hombres y mujeres que están encargados de impartir la justicia en nuestra nación comiencen a impartirla con verdad y a corregir lo que toda la nación sabe que hay que corregir para honrar a la justicia.

Es duro saber que las más altas instancias que protegen la justicia de México han dejado este cuidado a ciudadanos que no tienen su autoridad, algunos de los cuales, incluso, como los propios presos de Atenco, han estado privados de la esperanza de la que cualquier justicia vive. Son ellos, que han dado lo mejor de sí mismos en la lucha común y que no perciben los jugosos salarios de nuestros jueces, quienes han tenido la razón y estaban en el bien. 

La virtud de la justicia, hay que recordarlo, no es un discurso que se debate en el intrincado bosque de los tecnicismos jurídicos que sólo protegen intereses, sino un acto cuyo sentido, en relación con el bien, es inequívoco. Por ello, la justicia, que es una virtud, no está en el Estado ni en las leyes ni en los partidos ni en la nación, sino en las personas que los integran; una virtud que sólo existe, como en el caso de Atenco, en los justos que la defienden y la hacen valer. Es desde allí que debemos continuar enfrentando nuestros pendientes, que, día con día, son, para nuestra vergüenza, más.

Además opino que hay que respetar los Acuerdos de San Andrés, liberar a todos los zapatistas presos, derruir el Costco-CM del Casino de la Selva, esclarecer los crímenes de las asesinadas de Juárez, sacar a la Minera San Xavier del Cerro de San Pedro, liberar a los presos de la APPO y llevar a Ulises Ruiz a juicio político.

miércoles, 14 de julio de 2010

Canal once , el engaño

Canal once, el engaño

Jenaro Villamil
Proceso
MÉXICO, DF, 13 de julio (apro).-

¿A quién quiere engañar Felipe Calderón cuando afirma que el Canal Once se convertirá en “una televisión pública que promueva el debate democrático de las ideas”, y que su naturaleza es la de “una televisión del Estado mexicano pública, gratuita, abierta y plural”?

El anuncio realizado en transmisión simultánea –ya vimos que a Calderón le encantan los “encadenamientos” de sus mensajes-- se produjo en las instalaciones del antiguo canal educativo del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

En esencia, fue la formalización de una mayor cobertura de esta señal para llegar a 42% del territorio nacional, incluyendo capitales como Guadalajara, Jalapa o Morelia. Anunció que “en breve” se incorporarán las ciudades de Mérida, Monterrey, Oaxaca y Durango a la cobertura de Canal Once.

Durante ese evento no hubo sociedad civil sino el conjunto de la burocracia de medios gubernamentales de la administración federal, la misma que con escasos recursos ha tratado de hacer en algunos medios un trabajo digno, a pesar del menosprecio de Los Pinos o el acoso incesante de Max Cortázar para convertir a estas señales en prolongaciones de la propaganda calderonista. Ni siquiera estos funcionarios creen que se trata realmente de una “tercera cadena pública”.

Se trata de una señal para la propaganda calderonista. Se busca el control político nuevamente de los medios permisionados para uniformar sus contenidos informativos, excluir a voces críticas y copiar los formatos de la televisión comercial para transformarlos en una especie de divertimentos burocratizados por la alta ineficacia telegénica de quienes administran Canal Once.
Basta ver lo que ha sucedido con la barra de programación de Canal Once durante este sexenio. Hubo varios intentos para desaparecer programas “incómodos” como el debate de los hombres de negro o el programa “Aquí nos tocó vivir” de Cristina Pacheco, que no coinciden con la idea de infoentretenimiento de su director Fernando Sariñana.

Luego se pirateó la idea de “Discutamos México” que inició el Canal 22 para volverlo una proyección de las fantasías calderonistas durante el Bicentenario y el Centenario. También se modificó el formato de los noticieros para que las notas principales sean las declaraciones de los miembros del gabinete, incluyendo a la primera dama Margarita Zavala, como si se tratara de una pasarela de funcionarios de una televisión soviética: sin imaginación, sin contraste crítico, sin hechos que informar.

Además, se incorporaron programas con los nuevos géneros híbridos de la televisión (realitys, concursos, talk shows, docudramas), pero sin una propuesta realmente alternativa para las audiencias. Se clausuró, sin explicación alguna, la figura del ombudsman de las audiencias de Canal Once porque al director cinematográfico que dirige esta señal le pareció aburrido atender los derechos de las audiencias.

Incluso se eliminó todo punto de vista crítico hacia el modelo de la televisión guiada por el rating y Canal Once no volvió a promover ningún debate profundo sobre la reforma a la Ley Federal de Radio y Televisión.
En fin, Canal Once se volvió una televisora dócil, cómoda no sólo para el gobierno federal sino para Televisa y TV Azteca.

Y Sariñana fue de los primeros en firmar ese fraude telegénico llamado “Iniciativa México”, como si se tratara de un proyecto del propio IPN.
Nunca fue un canal plenamente autónomo ni mucho menos un medio de la sociedad civil, pero durante décadas Canal Once fue cuidado por sus productores y algunos directores para que mantuviera una identidad propia, más allá de los vaivenes sexenales. Algunos lo lograron, otros no tanto. Pero con el calderonismo se retornó a las peores prácticas de una televisión del régimen priista, como si nada hubiera cambiado.

Incluso, hubo una operación burocrática altamente cuestionable. La creación por decreto del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA) implicó sacar de la esfera educativa (la SEP) la dirección de los medios oficiales para que retornara a la Secretaría de Gobernación, como si se tratara de un asunto de control político y no de proyecto cultural.

Miente Calderón cuando afirma que “la televisión pública mexicana seguirá siendo el emblema de la televisión educativa, cultural e informativa. Fortalecerá los valores que enriquecen y nutren nuestra mexicanidad”.
Miente porque el mismo anuncio es un ejemplo de que se trata de instrumentalizar el Canal Once para volverlo la “señal presidencial”. Lo público se confunde con lo gubernamental y la televisión educativa se transforma en una televisión de propaganda.

¿Por qué no estuvieron los anteriores directores de Canal Once? ¿Por qué se han excluido las experiencias previas de una señal que ha aportado mucho a la cultura televisiva mexicana?

Esta es la principal muestra de que se trata de un modelo excluyente, autorreferencial y, a fin de cuentas, sin el menor interés en el servicio público.

Comentarios: www.jenarovillamil.wordpress.com
 

Sample text

Sample Text

div

UN GATO

UN GATO

Sample Text

 
Blogger Templates