Ads 468x60px

Labels

Páginas vistas en total

lunes, 12 de enero de 2009

" ESTRELLA" EN EL BENITO JUAREZ


El aeropuerto de México recuperó a su "estrella": se instaló otra vez el turista japonés

21:18

Hace dos semanas se había ido a vivir a una casa, tras pasar 4 meses en la terminal aérea. Pero ayer, ante la sorpresa de todos, regresó. "No le gustaba estar encerrado", contó un empleado que se hizo su amigo.

Los cuatro meses que pasó en el aeropuerto de la ciudad de México lo convirtieron en una celebridad. Pero de pronto, cambió el incómodo suelo del patio de comidas por el "confort" de una casa de familia. Las comodidades, sin embargo, no alcanzaron a retenerlo: ayer, ante la sorpresa de todos, el turista japonés Hiroshi Nohara volvió a vivir en el patio de comidas de la terminal aérea. El regreso se produjo pasado el mediodía. Y conmocionó a los empleados del aeropuerto, que ya extrañaban su presencia. "Dijo que no le gustaba estar encerrado", contó uno de ellos, en declaraciones al diario mexicano
Reforma. "Aquí hizo amigos, yo creo que le gusta estar", dijo a su turno Martha, también trabajadora. Hiroshi, de 40 años, había abandonado el aeropuerto hace dos semanas, para instalarse en la casa de una mujer que le ofreció hospedaje. Según los vecinos, pasó la mayor parte del tiempo recluido en la vivienda, ubicada en Colonia del Valle, en el sur del DF. Su llegada a México se produjo el 2 de septiembre pasado, como parte de una escala hacia Brasil. Sin embargo, y sin dar mayores explicaciones sobre sus razones (más tarde confesó que ni él las conocía), decidió quedarse en tierras aztecas. Durante su primera estadía en el aeropuerto, sólo salió para visitar el estadio Azteca. El caso de Hiroshi –similar a la historia interpretada por Tom Hanks en la película "La terminal"- cobró notoriedad pública en noviembre pasado, cuando fue difundido a través de los principales medios mexicanos. Así, el turista se convirtió en un atractivo más para los miles de turistas que desfilan diariamente por la terminal, quines le tomaban fotos, le regalaban comida y le pedían autógrafos. El japonés llegó a México con una visa de turista por 180 días, por lo que su estancia en esas tierras, por el momento, es completamente legal. Vencido el plazo, deberá regresar a su país y, según afirma, ya tiene pasaje de vuelta.

No hay comentarios:

 

Sample text

Sample Text

div

UN GATO

UN GATO

Sample Text

 
Blogger Templates