Ads 468x60px

Labels

Páginas vistas en total

sábado, 16 de enero de 2010

HAITÍ : EL CAOS

Afp, Reuters, Dpa, Pl y The Independent
Periódico La Jornada
Sábado 16 de enero de 2010, p. 15
Puerto Príncipe, 15 de enero.

El presidente de Haití, René Préval, consideró este viernes que el daño a causa del sismo que sacudió el martes pasado la capital haitiana es como si su país “hubiera sido bombardeado por 15 días”, mientras contingentes de ayuda humanitaria extranjeras se multiplicaron en la sacudida Puerto Príncipe y las tropas estadunidenses comenzaron a llegar a la nación caribeña.

El saldo provisional es de 50 mil muertos y 250 heridos tras el devastador terremoto, informó por su parte el ministro de Salud Pública haitiano, Alex Larsen, aunque las autoridades creen que los muertos podrían llegar a 100 mil.
Larsen dijo en rueda de prensa que casi un millón 500 mil personas quedaron sin techo tras el movimiento telúrico que tuvo una intensidad de 7 grados en la escala de Richter. Indicó que la sede del gobierno haitiano fue transferida a una comisaría de policía no lejos del aeropuerto internacional.

Agregó que todos los centros deportivos de Puerto Príncipe fueron requisados y serán transformados en centros de salud para curar a los numerosos heridos.


El primer ministro Jean-Max Bellerive informó que los cadáveres de más de 15 mil víctimas fueron retirados de las calles y sepultados, y admitió que es un balance “extremadamente parcial”.

La cantidad de trabajadores muertos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se elevó a 37, mientras otros 330 están desaparecidos, informó el vocero oficial Martin Nesirky.
Se trata de la mayor pérdida de personal sufrida por la organización en sus misiones de paz desde su fundación en 1945. La mayoría de los decesos ocurrieron al desplomarse el llamado hotel Christopher, donde radicaba el cuartel general de ese contingente.


Mandatario sin palacio

El presidente René Préval agradeció a la comunidad internacional la ayuda y comparó al terremoto con un bombardeo. “El daño que he visto se puede comparar con el que se podría ver si el país hubiera sido bombardeado durante 15 días. Se parece a una guerra”, declaró el mandatario de 66 años.

Añadió a la prensa que no ha dormido en dos días. “No tengo casa, no tengo teléfono, éste es mi palacio ahora”, afirmó al señalar la oficina central de la policía judicial donde está instalado.

El mandatario haitiano declaró que habló con su par estadunidense, Barack Obama, y con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para discutir una iniciativa de ayuda y la colaboración con la reconstrucción del país.


El principal depósito del Programa Mundial de Alimentos en la capital, que contiene 6 mil toneladas de ayuda alimentaria, resultó dañado, pero no saqueado, como se informó con anterioridad, y los víveres están al parecer intactos, según el organismo.


La vocera de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Elisabeth Byrs, declaró que la prioridad sigue siendo “la búsqueda y el rescate de sobrevivientes” atrapados bajo los escombros. Por el momento Naciones Unidas no necesita más equipos de rescate ni de hospitales móviles, sino “equipos médicos, medicamentos”, agregó.


El Comité Internacional de la Cruz Roja advirtió que el tiempo para encontrar sobrevivientes se agota rápidamente y señaló que la mayor parte de los hospitales están “al límite de su capacidad”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó cavar zanjas provisionales para cubrir los cuerpos, si fuera necesario, y desaconsejó las fosas comunes.

“Existe la creencia de que los cadáveres pueden causar epidemias en los desastres naturales, pero no es así”, aseguró el experto forense Ute Hofmeister, quien recomendó evitar las fosas comunes o la cremación pues hacen imposible identificar a las víctimas.

Sin embargo, a primera hora de este viernes camiones de volteo comenzaron a trasladar cuerpos para ser enterrados, sin ceremonias, familiares presentes o autoridades que den cuenta al menos del número de cadáveres, aunque se especula que ya fueron sepultados unos 30 mil.

“La magnitud de esta catástrofe ha superado todas las capacidades”, dijo Paul Garwood, portavoz de la OMS.

“La verdad es que no sabemos qué hacer con los muertos”, confesó Joseph Tihaly, voluntario haitiano que coordina la entrega y recolección de cadáveres abandonados en la morgue del Hospital General de Puerto Príncipe.

Las organizaciones internacionales advirtieron que temen que comience a aflorar la violencia ante la escasez de alimentos y las dificultades para que la ayuda internacional llegue.

Las tropas estadunidenses comenzaron a llegar este viernes con la esperanza de desbloquear la ayuda. El portaviones USS Vinson arribó con 19 helicópteros, una planta purificadora de agua y toneladas de medicinas, está “en la zona de auxilio y comenzará sus labores”, dijo el jefe de operaciones de la marina estadunidense, almirante Gary Roughead.
A pesar de la situación de emergencia, según la Organización Internacional para las Migraciones, la distribución de comida y material de resguardo tuvo que ser suspendida en algunas zonas debido a los temores por la seguridad en esas áreas.
Miles de haitianos pasaron la tercera noche consecutiva durmiendo en las calles, entre escombros y cuerpos en descomposición.
“Hemos perdido todo. Estamos esperando la muerte. No tenemos nada que comer, ningún lugar donde vivir. No hemos tenido ayuda. Nadie ha venido a vernos”, comentó Andres Rosario, desde un improvisado asentamiento levantado por sobrevivientes en un vertedero de basura de Puerto Príncipe.
A todo esto, los equipos de búsqueda internacionales encontraron ya a 45 personas vivas bajos los escombros de los edificios derrumbados en Haití, informaron las fuerzas armadas chilenas.

El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en México, Magdy Martínez Solimán, informó que el organismo internacional estudia el envío a Haití de 6 mil cascos azules y policías civiles, que realizarán su misión en poblaciones del interior para reforzar el trabajo que están haciendo los 3 mil miembros de la ONU en la capital haitiana, y garantizar así la paz y el orden público, reportó Mariana Norandi.

No hay comentarios:

 

Sample text

Sample Text

div

UN GATO

UN GATO

Sample Text

 
Blogger Templates