Ads 468x60px

Labels

Páginas vistas en total

jueves, 22 de noviembre de 2012




No queremos un partido multitudinario, el que queremos, debe ser un partido de mujeres y hombres excepcionales, AMLO

Por JESUS SOSA CASTRO

Para muchos y desde luego para mí, resultó sorprendente la eficiencia con que se atendieron los requerimientos organizativos del 1er Congreso de MORENA realizado en el histórico deportivo “Plan Sexenal” Los delegados que llegaron de los treinta y un Estados de la República y del DF, cansados por el viaje, traían, en cambio, un ánimo distinto al que traen quienes son acarreados por otros partidos para eventos parecidos. Había la convicción de que su esfuerzo y el largo camino recorrido para llegar al Congreso, debían inscribirse en ese conjunto de hechos que millones de mexicanos estamos haciendo, con esfuerzos y sacrificios personales, para darle al país y a su gente, la esperanza de un cambio que la nación necesita con urgencia
La mayoría de los asistentes eran jóvenes que no rebasaban los 35 años de edad. Asistieron campesinos, indígenas, adultos mayores, intelectuales, periodistas, académicos y mujeres y hombres que se ocupan de procurarse los satisfactores necesarios para subsistir en este país de inequidades, miseria y corrupción. En sus mochilas traían su material de trabajo, sus sueños y una gran determinación por convertir a MORENA en un partido donde prevalezcan la organización, la honestidad y los mejores valores del hombre. La mayoría mostraba un rostro y un ánimo en los que se leía la determinación de cambiar lo que pasa en las entrañas de este país y acabar con la abulia, el desinterés y la mediocridad en el ejercicio de la política
Es verdad que los que estamos en Morena formamos parte de ese conjunto de víctimas  que ha generado la cultura de la lambisconería, el agandalle y el corporativismo. Pero lo que está naciendo en MORENA no tiene parecido con lo que se ve y se vive en otros partidos. Aquí lo primero que hoy la gente exhibe con orgullo es la dignidad, el respeto, la tolerancia y el amor por los demás seres humanos. Los portadores de las prácticas clientelares y del autoritarismo, fueron severamente acotados por los congresistas y los más grotescos en estas conductas, fueron rechazados a la hora de elegir a los integrantes del Consejo Nacional. Quienes andaban promoviéndose pidiendo el voto “libre” y buscando los amarres tradicionales entre los practicantes del “yo te apoyo y tú me apoyas” entraron en abierta contradicción con las conductas vigilantes, transparentes y democráticas de la mayoría de los delegados. Dos que tres entraron al Consejo como Calderón: Violando las normas de Morena, dándole vida al espuriato y entrando por la puerta de atrás
Cuando Andrés Manuel puso sobre la mesa los indispensables requerimientos para ser integrantes de Morena y aspirar a representar a los ciudadanos en algún puesto de elección popular, las personas y grupos, que no tienen como fuerte estas virtudes, se revolvían en sus asientos como tlaconetes de rancho. Ojalá que la forma de cómo el Consejo Nacional nombró al Comité Ejecutivo de Morena, no lleve a la institucionalización de las prácticas tribales y las mañas del PRD. Sería francamente lamentable que del 2006 a la fecha hayamos trabajado para reforzar a los chuchos y al grupo más corrupto y tranza de ese partido y ahora lleváramos al seno de Morena a varios de los representativos de esa cultura y de esas prácticas clientelares y trepadoras. 
Si esto llegara a ocurrir, el encabronamiento y la frustración de sectores importantes de la opinión pública que apoyaron a AMLO en la campaña electoral del 2012, encontrarían nuevos elementos, ahora al interior del nuevo partido, para justificar su marginación y su desencanto. Hasta ahora, por errores y omisiones, hemos fortalecido las prácticas grupales, el arribismo, el chanchullo y la traición. Si no atajamos estas prácticas, no solo no tendremos un partido lleno de multitudes, sino que la excepcionalidad que plantea Andrés Manuel para tener en Morena a lo mejor de las mujeres y de los hombres, de la juventud, de los trabajadores y de los intelectuales, quedaría como una bufonada, y en cambio, estaremos abonando la tierra para sembrar un almácigo de trepadores y corruptos.  ¡Sería lamentable que las fuerzas constructoras de MORENA viviéramos la frustración y repitiéramos  hasta el infinito la experiencia mitológica de Sísifo, que tan brillantemente nos ha dejado la pluma de Albert Camus!

No hay comentarios:

 

Sample text

Sample Text

div

UN GATO

UN GATO

Sample Text

 
Blogger Templates