Ads 468x60px

Páginas vistas en total

jueves, 22 de noviembre de 2012




No queremos un partido multitudinario, el que queremos, debe ser un partido de mujeres y hombres excepcionales, AMLO

Por JESUS SOSA CASTRO

Para muchos y desde luego para mí, resultó sorprendente la eficiencia con que se atendieron los requerimientos organizativos del 1er Congreso de MORENA realizado en el histórico deportivo “Plan Sexenal” Los delegados que llegaron de los treinta y un Estados de la República y del DF, cansados por el viaje, traían, en cambio, un ánimo distinto al que traen quienes son acarreados por otros partidos para eventos parecidos. Había la convicción de que su esfuerzo y el largo camino recorrido para llegar al Congreso, debían inscribirse en ese conjunto de hechos que millones de mexicanos estamos haciendo, con esfuerzos y sacrificios personales, para darle al país y a su gente, la esperanza de un cambio que la nación necesita con urgencia
La mayoría de los asistentes eran jóvenes que no rebasaban los 35 años de edad. Asistieron campesinos, indígenas, adultos mayores, intelectuales, periodistas, académicos y mujeres y hombres que se ocupan de procurarse los satisfactores necesarios para subsistir en este país de inequidades, miseria y corrupción. En sus mochilas traían su material de trabajo, sus sueños y una gran determinación por convertir a MORENA en un partido donde prevalezcan la organización, la honestidad y los mejores valores del hombre. La mayoría mostraba un rostro y un ánimo en los que se leía la determinación de cambiar lo que pasa en las entrañas de este país y acabar con la abulia, el desinterés y la mediocridad en el ejercicio de la política
Es verdad que los que estamos en Morena formamos parte de ese conjunto de víctimas  que ha generado la cultura de la lambisconería, el agandalle y el corporativismo. Pero lo que está naciendo en MORENA no tiene parecido con lo que se ve y se vive en otros partidos. Aquí lo primero que hoy la gente exhibe con orgullo es la dignidad, el respeto, la tolerancia y el amor por los demás seres humanos. Los portadores de las prácticas clientelares y del autoritarismo, fueron severamente acotados por los congresistas y los más grotescos en estas conductas, fueron rechazados a la hora de elegir a los integrantes del Consejo Nacional. Quienes andaban promoviéndose pidiendo el voto “libre” y buscando los amarres tradicionales entre los practicantes del “yo te apoyo y tú me apoyas” entraron en abierta contradicción con las conductas vigilantes, transparentes y democráticas de la mayoría de los delegados. Dos que tres entraron al Consejo como Calderón: Violando las normas de Morena, dándole vida al espuriato y entrando por la puerta de atrás
Cuando Andrés Manuel puso sobre la mesa los indispensables requerimientos para ser integrantes de Morena y aspirar a representar a los ciudadanos en algún puesto de elección popular, las personas y grupos, que no tienen como fuerte estas virtudes, se revolvían en sus asientos como tlaconetes de rancho. Ojalá que la forma de cómo el Consejo Nacional nombró al Comité Ejecutivo de Morena, no lleve a la institucionalización de las prácticas tribales y las mañas del PRD. Sería francamente lamentable que del 2006 a la fecha hayamos trabajado para reforzar a los chuchos y al grupo más corrupto y tranza de ese partido y ahora lleváramos al seno de Morena a varios de los representativos de esa cultura y de esas prácticas clientelares y trepadoras. 
Si esto llegara a ocurrir, el encabronamiento y la frustración de sectores importantes de la opinión pública que apoyaron a AMLO en la campaña electoral del 2012, encontrarían nuevos elementos, ahora al interior del nuevo partido, para justificar su marginación y su desencanto. Hasta ahora, por errores y omisiones, hemos fortalecido las prácticas grupales, el arribismo, el chanchullo y la traición. Si no atajamos estas prácticas, no solo no tendremos un partido lleno de multitudes, sino que la excepcionalidad que plantea Andrés Manuel para tener en Morena a lo mejor de las mujeres y de los hombres, de la juventud, de los trabajadores y de los intelectuales, quedaría como una bufonada, y en cambio, estaremos abonando la tierra para sembrar un almácigo de trepadores y corruptos.  ¡Sería lamentable que las fuerzas constructoras de MORENA viviéramos la frustración y repitiéramos  hasta el infinito la experiencia mitológica de Sísifo, que tan brillantemente nos ha dejado la pluma de Albert Camus!

miércoles, 7 de noviembre de 2012




PAPALOTZIN

Esta historia trata del deseo de un hombre que en los albores de su vida; deseó ser mariposa y volar a través de grandes territorios hasta llegar a Canadá, para después regresar a su país y reencontrarse con sus orígenes   ; su historia, sus antepasados y trascender.
No se pretende en este ensayo llevar un orden exacto de las cosas ya que en el carácter de su servidor de “ inculto  cultivable” como me autonombro, me da libertad de llevar las ideas de un lado a otro y las conjeturas personales están sujetas al escrutinio público abriendo paso a pensar al respecto como el lector quiera.
Lo veía correr tras las mariposas en el llano repleto de flores y animales de campo; cuando nos adentrábamos por los caminos de tierra caminados por los lugareños por años, pensábamos con esas fantasías propias de los niños; Que iba a aparecer de cualquier lugar de la milpa un algo que nos haría correr de regreso a casa.
De complexión delgada   , mente ágil, mirada profunda y observadora del entorno que los rodeaba en los confines ( todavía  provincia) de la gran ciudad; se imaginaba volar alto como ese papalote azul que veíamos entusiasmados todas las tardes en el cielo limpio y claro como estaba en esos tiempos.
Tal vez esos recuerdos de infancia fueron importantes para ese hombre y forjaron su carácter apacible mas dado a la tolerancia que a la confrontación, frágil y fuerte a la vez  , lleno de colores e imaginación como las formas y colores  que tiene el ámbar.
No cabe duda que en los nombres que dio a sus bellas hijas denotó el amor por la naturaleza , Belem , Rocío y Brisa  …uno , como el lugar en donde nació el salvador del mundo y los otros dos pertenecientes a lo más sutil , suave y que acaricia a quien tenga contacto con ello.
En la madurez; cuando ya era tiempo de la esperada metamorfosis sufrió mucho , exactamente como cuando la oruga sabe que tiene que acudir a su destino y se mete en su envoltura para padecer a fuerza del dolor una transformación espectacular; El sufrimiento templó su alma y su carácter para tomar la fuerza necesaria para aceptar que su segundo paso  era en surgimiento de un ser en otro nivel ; Fuerte para soportar grandes cargas , mejores retos y sobre todo para enseñar del conocimiento y amor que aprendió en su corta y terrenal estancia .
Cuando estaba en el árbol más alto del lugar que escogió para esperar ; Vio encima de él como surgía una flor como las que había observado con detalle en su niñez; roja con anaranjado , bella, suave ,la más elegante; no salía de su asombro cuando fue testigo de que esta lo tomaba de la mano y se lo llevaba al cielo ; Le pareció un ángel de color anaranjado amarillo y negro ... una  Monarca.
Hoy se encuentra sumamente nervioso   , pues sabe que se dirige a su destino  Ese destino que soñó.;Aunque sus alas todavía no se encuentran cansadas y su país  se encuentra lejos   ,  vuelven a su cabeza ahora adornada por fantásticos instrumentos de navegación recuerdos muy suyos , su país , los olores, su casa . está consciente de que solo será la última visita antes de partir a la última morada, ahí a donde se encontrará nuevamente con toda su descendencia y seres queridos , a donde esperará pacientemente como está acostumbrado a esperar a los que más quiere… a sus hijas ,  esposa…a toda su familia.

Autor.
J. francisco Juárez M.



sábado, 3 de noviembre de 2012

morena Congreso distrital GAM 2





El llanto de la máscara

JesúSosas Castro @rasocas 
 mié 31 de octubre de 2012
 

En el cruce de Reforma y Avenida Juárez una niña se subió a la parte delantera de mi carro para limpiar el parabrisas. Me incomodó, pues el carro había sido lavado y los cristales estaban limpios. Al ponerse el siga no pude avanzar  porque la niña seguía arriba del cofre, limpie y limpie los cristales. Entre enojado y presionado por los autos de atrás, pude observarla y vi que en su cara pintada de payaso, escurrían dos gruesas lágrimas. Le pregunté por qué ese llanto y me contestó que su madre había muerto en la madrugada y ella estaba juntando dinero para enterrarla. De momento pensé que su dicho era parte de los pretextos que usan los miles de personas que viven del trabajo en la calle, pero ¿y las lágrimas? Estas no eran fingidas, brotaban de manera real, se veía que la niña sufría, que en su alma ya no había espacio para acoger su angustia, su soledad y su dolor
Llegué a mi destino cerca de allí, estacioné mi auto y me fui a desayunar con una persona con la que había hecho cita. Al salir, me fui caminando hacia donde la niña me había encogido el corazón. Seguía dale y dale limpiando parabrisas. Los automovilistas le daban una miseria de dinero. Esperé unos minutos y aproveché que con el siga ella volviera al camellón donde tenía sus materiales de trabajo. Una botella de agua con jabón y algo que parecía una jerga. Niña, ¿cómo te llamas? ¡Le pregunté a bocajarro! Sofía, me dijo y se retorció como si le hubiera dado vergüenza compartir su nombre con un desconocido
Hace un rato que pasé te vi llorando y me dijiste que había muerto tu madre hoy en la madrugada. Si es así ¿por qué no estás con ella? Se quedó mi hermanito Juan, yo me vine a trabajar para comprarle unas flores y mañana enterrarla, me dijo, moqueando. ¡Me quedé callado, perdí el habla! Se me encogió el corazón ante tamaña desgracia y falta de sensibilidad de los gobiernos y del sistema político que padecemos. Miré a mi alrededor con el deseo de encontrar alguien más que se compadeciera de esta criatura. ¡Pero no! Nadie la miraba si no era para protestar porque Sofía y otros, y otros, como ella, desde lejos le aventaban el agua a los parabrisas estuvieran sucios o no. Buscaban saciar su hambre, sus penas y los olvidos de que eran víctimas
Me quedé sentado un buen rato en la banqueta, sin saber qué hacer. Nunca como en ese día observé con tanta nitidez el surgimiento de este nuevo fenómeno social. Según estudio hecho por http://institutopermacultura.wordpress.com/ en el país hay diez millones de niños y jóvenes menores de dieciocho años trabajando y viviendo de la calle. La inmensa mayoría ha perdido su identidad, ha sido expulsada de su familia, y de su entorno cultural. Son niños golpeados, abandonados por sus padres. Esto y la falta de futuro, es lo que conduce a la marginalidad y la violencia. Por eso resulta intolerable la insensibilidad de los gobiernos, el abandono en que tienen a los pobres y la inicua conducta de los políticos rastreros y corruptos, incapaces, todos, de resolver estos problemas. ¿No se han dado cuenta estos señores de lo que está ocurriendo en los hogares de los asalariados y en las urbes de México? ¿Han visto por casualidad lo que pasa en el campo, en los pueblos y en las carreteras nacionales? ¿Han tratado los dueños del poder, de explicarse el por qué en cada semáforo crece el ejército de niños, jóvenes y adultos que le venden al viandante lo inimaginable para subsistir?
Todas estas personas merecen vivir de otra manera. Pasarse la vida limpiando vidrios de autos, contorsionándose, haciendo malabares, vendiendo chicles y derramando lágrimas, es una indignidad para cualquier ser humano. Hay que evitar que este estado de cosas se convierta en una práctica cotidiana y los políticos y funcionarios comiencen a verlo como un fenómeno natural. Ver en las calles niños drogados en brazos de mujeres alquiladas por padrotes, vendedores ambulantes que están obligados a entregar cuentas a explotadores profesionales, jóvenes que han abandonado la escuela por falta de empleo; no puede convertirse en un modo de vida para estos millones de personas
Y aunque lo peor está por llegar con el arribo del ignorante de Peña Nieto, los niños, jóvenes y adultos que el sistema ha echado a la calle, los trabajadores y el pueblo en general, necesitan luchar por un nuevo proyecto de Nación. Eliminar el sufrimiento y evitar las lágrimas que se escurren debajo de las máscaras, no se logra aguantando estos atropellos, sino en luchar por un cambio en la vida nacional. Sin ese trabajo y sin esa conciencia, el mundo de calamidades que nos esta imponiendo el capitalismo salvaje, no resolverá las angustian que viven los sectores más empobrecidos. Lo que hay que hacer es trabajar de manera organizada y transformar nuestra conciencia para avanzar hacia un cambio verdadero. ¡Solo así podremos lograr que las máscaras que viven y sufren en la calle, ya no sigan llorando! 
 

Sample text

Sample Text

div

UN GATO

UN GATO

Sample Text

 
Blogger Templates