Ads 468x60px

Páginas vistas en total

sábado, 27 de febrero de 2010

PERRO LOZANO Y CALDERÓN, PLANEAN ROBARLE LA PENSIÓN A JUBILADOS

Desfiladero


Mi papá, que murió en 1998, volverá a pagar impuestos

Jaime Avilés
LA JORNADA

Alos 68 años y cinco meses de edad, el sábado 24 de enero de 1998, al cabo de una vida de trabajo, tormentas, naufragios y espectaculares victorias éticas y estéticas, murió de repente en su cama, leyendo un libro, Jaime Avilés Ortiz, mi papá. Hoy, una docena de años más tarde, gracias a Agustín Carstens y a las reformas aprobadas en diciembre por el PRI, el PAN, Convergencia, el Verde Ecologista, el Panal y los diputados del PRD leales a Jesús Ortega, a Manuel Camacho, a Carlos Salinas de Gortari y a Felipe Calderón, mi papá, al igual que cientos de miles de mexicanos que ya no están en el más acá, volverá a pagar impuestos... desde el más allá.

¿Terrorismo fiscal de ultratumba? Quién sabe, pero lo cierto es que ahora en México los muertos no sólo votan en las elecciones por los candidatos de la oligarquía, sino que además tienen obligaciones con Hacienda y las pensiones que legaron a sus viudas sufrirán un recorte impositivo de 30 por ciento. Para tratar de comprender este escalofriante asunto, Desfiladero entrevistó ayer a don Antonio Vital, dirigente de la Alianza de Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos, ex líder de las bases sindicales del Hospital General y activo participante del Foro Mundial de la Salud.

Pero comencemos por el principio, aclarando de antemano que toda la información que ustedes leerán en seguida, salvo cuando se indique lo contrario, es fruto de la experiencia y la sabiduría del señor Vital. Este se pregunta en voz alta: ¿qué es una pensión? Le respondo (para disimular mi ignorancia): ¿un lugar donde guardan sus coches los que no tienen garaje? Don Antonio ignora mi pésimo chiste y explica: una pensión es un salario mensual para el retiro, que el trabajador recibe cuando pierde la capacidad de producir debido a la edad, una enfermedad, un accidente o la muerte (en cuyo caso, el dinero lo cobra su viuda).

A lo largo de su vida productiva, los trabajadores pagan varias clases de impuestos, entre ellos el de la renta, que ahora les descuenta la tercera parte de sus ingresos, y uno más pequeño (faltaba más) con el que se forma el salario (la pensión) que percibirán cuando se jubilen. Los trabajadores de base de las empresas privadas, o sea los que cuentan con la protección del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aportan 3.5 por ciento de su salario al fondo de pensiones. Los que checan tarjeta en los relojes del gobierno federal, y están adscritos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), cotizan 6.25 por ciento para su futura pensión.

Hace tres o cuatro años, el Congreso estableció que los jubilados (incluso los muertos) también pagarían impuestos, pero la medida no se llevó a la práctica hasta que el “catarrito” del año pasado (léase, la peor crisis económica de los últimos 77 años) obligó a la caricatura de “gobierno” que todavía encabeza Calderón a dictar medidas para sacarnos la mayor cantidad posible de dinero a los vivos y a los muertos, con la natural excepción de los vivales (los grandes empresarios) y los vividores (la alta burocracia). (Ojo: este desafortunado juego de palabras no es de la autoría de don Antonio.)

El costo aproximado de todas las pensiones que el “gobierno” paga actualmente asciende a unos 120 mil millones de pesos, cantidad que Desfiladero desglosa de la siguiente forma, de acuerdo con el artículo 7 del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2010: los 2.1 millones de jubilados del IMSS (dato de Antonio Vital) recibirán en conjunto 105 mil 361 millones 600 mil pesos, en tanto los 800 mil jubilados del ISSSTE, los 50 mil jubilados de los gobiernos estatales y los 20 mil jubilados del Gobierno del Distrito Federal (datos de Antonio Vital) se beneficiarán de los 15 mil millones de pesos restantes, pero una tajada muy abundante y generosa de esos recursos, puntualiza don Antonio, cubrirá las desmesuradas pensiones de los jubilados de lujo (ex presidentes de la República, ex magistrados, ex ministros y ex altos funcionarios del Poder Judicial, así como generales, almirantes y otros altos cargos de las fuerzas armadas en retiro) que, a diferencia de mi difunto papá, no pagan impuestos porque disponen de un sistema de fideicomisos que les permite evadirlos.

Esta es, pues, la nueva realidad de los jubilados mexicanos. Pero, ¿qué les espera a las próximas generaciones de adultos de la tercera edad? En definitiva, nada bueno. Pensando en cómo despojarlos de toda ilusión de descanso, recreo y tranquilidad económica en la vejez, los grandes empresarios y su testaferro, el titular de la Secretaría del Desempleo y la Desprotección Social, el guarura personal del magnate metalúrgico Germán Larrea, el privatizador de redes de fibra óptica chilangas, el tenebroso señor del coopelas o cuello, el porro calderonista de tiempo completo, Javier Lozano Alarcón, tiene lista una reforma laboral que en breve pasará de Los Pinos al Congreso.

Hoy por hoy, habemos alrededor de 15 millones de trabajadores activos que contamos con seguridad social (IMSS, ISSSTE y otros), en tanto 28 millones más, en su mayoría empleados de industrias tan importantes como la automotriz, la farmacéutica y la del turismo, cuyos oficios (vendedores de coches, distribuidores de muestras médicas, comisionistas de agencias de viajes, etcétera) no están regulados por contrato alguno, por tanto no acumulan antigüedad ni tendrán derecho a jubilarse y “disfrutar” (valga la ironía) de una pensión.

Para obtener la jubilación y la pensión correspondiente, un trabajador adscrito al IMSS debe cotizar mil 250 semanas y cumplir 60 años de edad. Quienes giran en la órbita del ISSSTE deben, si son mujeres, acumular 28 años de servicio, y si son hombres, 30. De un largo tiempo a la fecha, los modernos empresarios han inventado un perverso mecanismo para ahorrar dinero. El ejemplo clásico, afirma don Antonio, es el del muchachito que empieza a trabajar en una firma a los 18 años y cuando 30 después sopla el pastel de las 48 velitas, pues ya cubrió la mitad del requisito para jubilarse: ya pagó sus mil 250 cuotas semanales. Pero aquí viene lo malo (o lo monstruoso): cuatro años después, cuando el hombre llega a la edad de 52, su patrón lo despide para no tener que pagarle la jubilación.

La reforma laboral que pronto estará en el centro de la atención pública (tal vez cuando arranque el Mundial de Sudáfrica) pretende, dice don Antonio, “precarizar” los contratos de esos 15 millones de trabajadores que hoy cotizan al IMSS, al ISSSTE o a otros. ¿Qué significa precarizar? Que los empresarios podrán desconocer los contratos colectivos de trabajo (he allí los casos de Luz y Fuerza del Centro y de la mina de cobre de Cananea), para que obreros y empleados pierdan su antigüedad y con ella su derecho a la jubilación y a su pensionsotototota de 2 mil o 3 mil pesos mensuales, menos 30 por ciento de impuesto sobre la renta.

Finalizada la entrevista con don Antonio, Desfiladero supo en otros ámbitos que, en el lado más oscuro de la luna, las alianzas electorales que Jesús Ortega (PRD), Alberto Anaya (PT), Luis Walton (Convergencia) y Manuel Camacho Solís (Carlos Salinas de Gortari) están haciendo con el PAN (Felipe Calderón) y con el PRI (Televisa y Tv Azteca) tendrán que ser pagadas con una sola moneda: la aprobación de la reforma laboral de Lozano. El Mundial empieza el 1º de julio, los comicios estatales serán el 4 y, luego, el cobro de facturas será inevitable.

En repudio a estas alianzas, a la corrupción de los chuchos y a la teocrática propuesta de Pablo Gómez para que los curas acaben con el Estado laico, el dirigente de base del movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Suárez del Real, renunció ayer al PRD. Muchas y muchos más no tardarán en acompañarlo en estampida. ¡Por fin!

jamastu@gmail.com

jueves, 25 de febrero de 2010

REGENERACIÓN TRES

SE CIMBRAN LOS PINOLES

Cimbra a Los Pinos acusación sobre "El Chapo"; Clouthier miente y actúa con dolo, revira Calderón



Daniel Lizárraga
PROCESO
MÉXICO, D.F., 24 de febrero (apro).-

El presidente Felipe Calderón calificó de “falsa acusación dolosa” e “infundada” la versión del diputado federal panista Manuel Clouthier Carrillo, en el sentido de que el gobierno federal ha sido incapaz de actuar en contra del cártel de Sinaloa, encabezado por Joaquín "El Chapo" Guzmán y, sobre todo, de desmantelar una presunta red de protección política tejida alrededor de este poderoso capo en Sinaloa.


En una inesperada rueda de prensa organizada en Los Pinos, Calderón afirmó que esa crítica, en el mejor de los casos, no refleja más que “un desconocimiento de las cosas, sino es que de otros intereses que deben aclarar”.


En su edición 1737, el semanario Proceso publicó una entrevista con el legislador panista, en la cual denunció que Sinaloa padece de una crisis de inseguridad pública peor que la de Ciudad Juárez, Chihuahua, por la negligencia del gobierno de Felipe Calderón, a quien llamó “cabrón irresponsable”, para combatir al cártel de Sinaloa, permitiendo con ello que se consolidara en ese estado un modelo de narcopolítica.


En la entrevista con el periodista Álvaro Delgado, Clouthier Carrillo dijo que el gobierno federal habla de una guerra contra el narcotráfico que en Sinaloa no se ha visto. “Se ha golpeado a todos los cárteles y no ha sido proporcional con el de Sinaloa. ¡Eso es evidente! ¡Y si nos preguntan a los sinaloenses, es más evidente!”, exclamó.


Las declaraciones del diputado panista, hijo del extinto excandidato presidencial Manuel J. Clouthier, Maquío, desataron una embestida del PAN en su contra para presionarlo a que se retractara de sus dichos bajo la amenaza de que se le removería de su curul.


El secretario de Gobernación Fernando Gómez Mont, entre otros personajes, salió en defensa de la estrategia de Calderón contra el narcotráfico. Sin embargo, desde Los Pinos no hubo postura alguna.


Casi dos semanas después de publicada la entrevista en Proceso, Calderón habló sobre este tema al responder a una pregunta durante la rueda de prensa ofrecida en Los Pinos.


Calificó de “increíble” que cuando su gobierno logró atrapar a criminales de talla de "El Teo" –Teodoro García Simental, uno de los integrantes del cartel de "El Chapo"- pueda decirse que está encubriendo al capo sinaloense, además de que se ha extraditado ya Vicente Zambada, “otro prominente integrante de esa organización”.


Calderón añadió que las críticas son “absolutamente falsas”, ya que, como ningún otro gobierno, ha atacado indiscriminadamente a todos los grupos criminales en México.


“A todos hemos combatido, a todos hemos causado golpes importantes en su estructura operacional, financiera (…) Hemos golpeado por igual tanto a cárteles vinculados al Golfo de México como del Pacífico mexicano”, sentenció.


El presidente también destacó la captura de Reynaldo Zambada, hermano del capo conocido como "El Mayo", otro de los personajes estrechamente vinculados a "El Chapo" Guzmán.


En su respuesta, Calderón admitió que desconoce las “intenciones haya detrás de las críticas”, cuando el único compromiso de su gobierno es con la seguridad. Por ello, agregó, “no protegemos, ni escudamos, ni toleramos a ningún grupo criminal del país, llámese como se llame. A todos –enfatizó-- los hemos combatido por igual, a todos los hemos combatido indiscriminadamente. De tal manera que esas acusaciones son totalmente infundadas, falsas, fruto, por lo menos, en el mejor de los casos, de un desconocimiento de las cosas, sino es que de otros intereses que otros deben aclarar”, ironizó.


En la entrevista publicada en Proceso, Clouthier responsabilizó directamente a Calderón de no atacar la narcopolítica en Sinaloa y anticipó: "Eso signfica que nos va a costar alos sinaloenses generaciones enteras, porque un cabrón irresponsable -y digo irresponsable porque es su responsabilidad- no tuvo el tamaño de hacer loque le correspondía por mandato.






Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, se fugó de la prisión de alta seguridad de Puente Grande el 19 de enero del 2001. Desde entonces, las autoridades no han dado con su paradero.






A continuación se reproduce íntegra la parte de la conferencia de prensa en la que Calderón se refiere a "El Chapo". Los reporteros ya habían acabado de preguntar y el presidente les pide que siga la ronda de preguntas.






Felipe Calderón.- Ya nada más o qué. A ver, de una vez, despachemos los pendientes.






Reportero.- Me gustaría saber su opinión en el asunto de seguridad. Ha habido algunos señalamientos en torno a operativos, en el caso de Sinaloa, Tamaulipas, también, qué dicen que no se están reforzando los operativos y que, inclusive, se está señalando, de alguna manera, que el Gobierno está protegiendo esa zonas. Qué responde. También lo del asunto del supuesto encubrimiento del Chapo, que también se ha dicho sobre esto.






FC.- Mire, eso es absolutamente falso. Yo creo que no habido otro Gobierno, probablemente lo haya habido, pero puedo asegurar que este Gobierno ha atacado indiscriminadamente a todos los grupos criminales en México; que hemos actuado por preservar la seguridad de los ciudadanos en cualquier punto de la República Mexicana sin tener en consideración si se trata del cártel de fulano o de zutano, del Pacífico o del Golfo.






A todos hemos combatido. A todos les hemos causado golpes importantes en su estructura operacional, financiera y de liderazgo. Es más, en esa falsa acusación dolosa, y no sé con qué intenciones, además, que se hace al Gobierno cae por su propio peso. Hemos golpeado por igual tanto a los cárteles vinculados al Golfo de México como al del Pacífico Mexicano.






Es más, los líderes, los grandes capos o los grandes líderes de organizaciones criminales han sido prácticamente iguales en número de un lado y de otro. Me parece increíble que cuando estamos atrapando criminales de la talla de El Teo, por ejemplo, que es del Cártel de El Chapo Guzmán, que es del cártel del Pacífico, se diga que el Gobierno está encubriendo ese Cártel, cuando se está extraditando a alguien como Vicente Zambada, se diga que el Gobierno encubre a ese Cártel. Es simplemente desconocimiento, en el mejor de los casos.






No sé qué intenciones haya detrás, pero las evidencias demuestran palmariamente que este Gobierno su único compromiso es con la seguridad. Ni protegemos, ni escudamos, ni toleramos a ningún grupo criminal del país, llámese como se llame. A todos los hemos combatido por igual. A todos los hemos combatido indiscriminadamente, porque este es el deber del Gobierno; y puedo mencionarle, además de El Teo famoso, le puedo mencionar, tan sólo de este año, a Rogaciano Alba, por ejemplo, que también colaboraba con ese Cártel. Le puedo mencionar a muchos criminales, incluso que han sido atrapados y entre las cosas, actuaban o pretendían actuar directamente en contra de este Gobierno y de quienes lo integramos.






De manera tal, que esas acusaciones son totalmente infundadas, falsas, fruto por lo menos, en el mejor de los casos, de un desconocimiento de las cosas, si no es que de otros intereses que otros deben aclarar.






R.- En este sentido, Presidente, yo le quería preguntar...






FC.- También déjeme mencionar esta Vicente Zambada, está Reynaldo Zambada, hermano de El Mayo, está su hijo también, y que ha sido atrapado, en fin. Está El Teo, como he dicho, está Rogaciano Alba, está otro personaje que se llamaba El Tío, que trabajaba para Ignacio Coronel, que fue atrapado en los primeros días de mi Administración, en fin. Hemos actuado contra todos.






R.- Sobre ese mismo tema le quería preguntar, si vale la pena focalizar el cambio de estrategia...






FC.- Déjeme decir, que El Jabalí. El Jabalí, que acaba de ser, nada más para hablar del de la semana. Era el operador de El Chapo en Sonora, digo. La verdad es que hemos actuado contra todos. Por qué. Yo no tengo nada personalmente contra una persona u otra. Lo que sí es que tengo el compromiso como Presidente de la República de defender la seguridad de los ciudadanos, que está siendo amenazada por criminales, llámense verdes, o llámense rojos, o llámense del Pacífico, del Golfo, de todos. Nuestro compromiso es por los ciudadanos y en contra de cualquiera que atente contra los ciudadanos.













EL DELINCUENTE " CHOREJAS" PRIISTA DE LANZA CONTRA IDEM.

Acusaciones a Zedillo son un ajuste de cuentas entre priístas: PAN


Las declaraciones de Salinas buscan apuntalar a Peña Nieto, señala el PRD


Víctor Ballinas, Andrea Becerril, Enrique Méndez y Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Jueves 25 de febrero de 2010, p. 10


Un día después de que Carlos Salinas de Gortari aseguró que su sucesor, Ernesto Zedillo, filtró a empresarios información confidencial sobre la devaluación de 1994, senadores y diputados federales de diversos partidos dieron opiniones disímbolas sobre los dichos del ex presidente.

El senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Francisco Labastida Ochoa dijo que tanto Salinas como Zedillo son responsables de la crisis económica que comenzó en 1994.

Sin embargo, sostuvo que Salinas tiene derecho a dar su versión: “no veo que nos deba sorprender en lo mínimo”.

El secretario general del PRI, el senador Jesús Murillo Karam, quien fue gobernador de Hidalgo en la administración de Zedillo y luego subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación, se limitó a señalar: “todos tenemos derecho a opinar en este país. Eso hay que preservarlo y hay que cuidarlo con mucho detenimiento”.

La senadora María de los Ángeles Moreno, quien fue secretaria de Pesca en el gabinete de Salinas, no quiso hablar del tema. “No estoy enterada”, aseveró.

A su vez, el senador perredista Graco Ramírez consideró en conferencia de prensa que los dichos del ex presidente deben interpretarse como “el retorno de Salinas para fortalecer la candidatura presidencial de (Enrique) Peña Nieto (gobernador del estado de México). Es el estratega de esa campaña, trata de lavarse la cara culpando a Zedillo. Ahora él, cínicamente, dice que la banca debe ser mexicanizada, pero él se la entregó a sus amigos, y el otro (Zedillo) que rescató a la banca terminó extranjerizándola”.


En la Cámara de Diputados también hubo reacciones. Mientras el PRI resaltó que nadie ha desmentido las declaraciones de Salinas, el Partido Acción Nacional (PAN) atribuyó esas afirmaciones a “reyertas entre priístas, a un ajuste de cuentas”.

Francisco Rojas Gutiérrez, coordinador de la bancada priísta, afirmó: “los hechos hablan por sí mismos. Lo que dijo el ex presidente Salinas lo ha expresado en los años recientes y eso es un hecho, ahí está. No veo que alguien lo haya rebatido. La crisis existió, nos costó muchos empleos y crecimiento económico”.

En contraparte, el vicecoordinador del PAN, Roberto Gil, sostuvo que tanto Zedillo como Salinas deben dar muchas explicaciones sobre sus respectivos sexenios, sus errores y omisiones.

“Las declaraciones de Salinas reflejan que la crisis de 1994-1995 fue generada por decisiones de un gobierno que no supo manejar las finanzas públicas.”

El coordinador de la fracción perredista, Alejandro Encinas, consideró que la Procuraduría General de la República tiene la obligación de iniciar una indagatoria para deslindar las declaraciones de Salinas y determinar qué delitos habría cometido Zedillo.

ASTILLERO DE JULIO...

Astillero


¿Quién defiende a México?

EU, incrustado
FC: tocado y a la deriva
Salinas y los cinismos

Julio Hernández López
LA JORNADA

Por complicidad, indolencia o incapacidad, Felipe Calderón Hinojosa es hoy un gravísimo peligro para México. Tolerar o auspiciar la injerencia abierta y creciente de Estados Unidos (no sólo en la zona fronteriza norteña, aunque aquí es donde de manera más notable se da ese proceso) es un agravio mayor a los intereses de la nación, una forma de incumplimiento de las obligaciones constitucionales y patrióticas a que está obligado quien, aunque fuera por razones ilegítimas, ocupa el máximo cargo de representación y mando en nuestro país.

El peligroso Factor Calderón (FC) mantiene al país entero en vilo, mostrándose increíblemente orgulloso del desarrollo de su personalísima guerra de reacomodos comerciales del gran negocio del narcotráfico y sometiendo a los mexicanos a una diaria realidad de indefensión y abatimiento, con fuerzas armadas (las policías, el Ejército y la Armada) que en su desbordamiento atropellan legalidad y derechos humanos y con narcotraficantes que conforme a su estatus (promovidos, tolerados o perseguidos) imponen términos de belicosidad e incremento de sus rubros de interés (no sólo el mercadeo de drogas: también secuestros, cobro de plaza, tráfico de personas, etcétera).

Pero, además, ese Factor Calderón de extremo peligro ha generado o permitido que se creen las condiciones adecuadas para que el vecino siempre expansivo (ya no en términos de apropiación de tierras) tenga justificaciones suficientes para intervenir en el manejo del patio trasero que está en propicias condiciones de incendio. Y no sólo el históricamente imperdonable limosneo y venta mediante el caballo de Troya llamado Iniciativa Mérida: allí está, por ejemplo, el cesáreo pulgar de la secretaria Janet Napolitano que ayer ha hecho saber mediante decreto imperial que en Ciudad Juárez no hay estado de derecho y lo que sucede allí es un asunto de seguridad nacional de Estados Unidos. Haiga hecho Felipe lo que haiga hecho, la realidad es que la mártir ciudad fronteriza está absolutamente fuera de control y, por tanto, tenemos legitimidad para intervenir y meter orden es el mensaje de la secretaria gringa de seguridad interior.

Mas no son solamente palabras. The Washington Post informó también ayer que en Ciudad Juárez ya hay agentes estadunidenses “incrustados”, y por más que el embajador mexicano en Washington pretendió negar el punto con generalidades, sin precisar si la información es falsa o cierta, los indicios muestran que la mano gringa ya está absolutamente metida en la franja fronteriza (la masacre de jóvenes en Ciudad Juárez acabó sirviendo de detonador de una escalada de inestabilidad política y social que acaba sirviendo a los planes metiches de los halcones vecinos).

Frente a todo ello, el presunto jefe de la institucionalidad mexicana, el antes mencionado Factor Calderón, seguía a la deriva: tocado, se metió a refutar las acusaciones de selectividad pro Chapo que le ha lanzado el diputado Clouthier Carrillo, arguyendo que pelea contra todos y no protege al Intocable (en EU, un capo no protegido, Osiel Cárdenas, era condenado a 25 años de cárcel); dejó en el arroyo político a su todavía secretario de gobernación, Fernando Gomón, al decir que éste seguirá allí mientras quiera (es decir, si sigue en Bucareli es por aferrado) y avivó la versión de que pondrá en esa secretaría a un político de mayor perversidad y tosudez como sería Juan Molinar Horcasitas, y, en su tormentosa nueva personalidad de izquierdista latinoamericano provisional, advirtió que la firma de un tratado comercial con Brasil puede ser riesgosa pero hay que correr esa suerte.


Calderón, cuyo barco político hace agua por doquier. Dos ex presidentes le meten ruido: Chente Fox se lanza contra las alianzas perreánicas que Felipillo autorizó e impulsó, aunque ahora pretende jugar a la sana distancia con su partido (argumentación irónicamente parecida a la de López Obrador) y el reaparecido Salinas de Gortari pide que los bancos en México pertenezcan a mexicanos y, metido en la feria de los cinismos abajofirmantes de los políticos e intelectuales que conforman la Generación del Sí Señor Presidente, acusa al proyanqui Ernesto Zedillo de haber filtrado en 1994 información de la devaluación inminente a ciertos empresarios mayores, sin dar nombres ni haber hecho antes denuncias fundadas y procesalmente instauradas.

México de cinismo galopante en el que sobreviven escenas tragicómicas como la nueva elección de un supermillonario como “líder” de la CTM (con el telón de fondo de los discursos de “reivindicación proletaria” de Betty Paredes que le echa paletadas de tierra a la pretensión calderonista de reforma laboral) y el “enojo democrático” de un senador priísta, movido por un ex gobernador priísta, que declina la búsqueda de ser candidato priísta a gobernador de Sinaloa para buscar que lo postule la alianza perreánica creada para “sacar al PRI del poder” (a fin de cuentas, ¿elecciones para qué?, si allá hay jefe de jefes que en Palacio nomás necesita un administrador). México de las muertes masivas que ya no causan asombro, sobre todo si se dan en zonas rurales o indígenas: trece muertos en la comunidad Vicente Camalote, del municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, en Oaxaca (entre ellos un precandidato a la alcaldía por la alianza gabinista), mientras Ulises Ruiz sigue haciendo campaña anticipada en favor del candidato designado, Eviel Pérez Magaña. Y el caso terrible de Teresa González y Alberta Alcántara, las mujeres otomíes a quienes se ha ratificado la sentencia de 21 años de cárcel por haber “secuestrado” a dos agentes federales en 2006 (el periodista queretano Luis Gabriel Osejo comparte un video sobre el tema en http://bit.ly/bXC977).

Y, mientras el IFE impone a Televisión Azteca una gran multa por desobediencia en transmisiones de propaganda electoral (ya se verá si la presión del Ajusco consigue rebajas), ¡hasta mañana, mientras la “guerra” calderónica ronda la metrópoli capitalina con intenciones de asentarse (ayer, en Bosques de las Lomas, tres decapitados; se hablaba anoche de que uno era “federal”)!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx

lunes, 22 de febrero de 2010

EVO MORALES EN EL DISTRITO FEDERAL ,CAPITAL DE MÉXICO

EVO MORALES ES ACLAMADO EN MÉXICO POR MILLONES

Evo comprobó que también en México lo acompañan grandes concentraciones




Rosa Elvira Vargas
Periódico La Jornada
Lunes 22 de febrero de 2010, p. 9


Una multitud que se sobrepuso a toda incomodidad y evidente molestia sólo por el interés y la emoción de escuchar –que no ver– al presidente Evo Morales se concentró ayer en el jardín Hidalgo de Coyoacán. El mandatario boliviano pagaba con ese contacto, así fuera fugaz, la deuda que desde su llegada a la presidencia de su país adquirió ante las muchas invitaciones giradas especialmente por el movimiento indígena mexicano para encontrarse aquí.

Sin asomo de afectación o inmodestia, apenas al abrir su mensaje de 32 minutos, se disculpó: “No pude pude venir entonces porque tenía una recargada tarea, trabajo, para defenderme como presidente”.

Pero ayer al menos él sí podía ver, y sorprenderse, con los miles y miles que aceptaron la invitación a esta reunión al aire libre y cargada de simbolismos indígenas, sus hermanos y destinatarios no únicos, pero sí principales de sus palabras. “Pensé que sólo en mi tierra, en Bolivia, me acompañaban grandes concentraciones”, decía con arrobo.

La agenda de Morales en el Distrito Federal se cumplió con rigor. Tanto a la comida con intelectuales, políticos y representantes sociales, en Francisco Sosa 440, como a la reunión en el centro de Coyoacán llegó incluso con minutos de anticipación.

Esto sirvió, al menos en el segundo caso, para no desbordar los ya de por sí exaltados ánimos de quienes llegaron desde muy temprano, pasaron por toda suerte de filtros de seguridad y al final quedaron literalmente enjaulados en la plaza coyoacanense.

Eso resultó evidente para todos, en primer lugar para Carmina Cannavino, cantante peruana radicada en México, encargada de abrir el programa cultural antes de la llegada de Morales, la cual se quejó de la disposición del escenario porque impediría, como ocurrió, que la gente viera a Evo.

Y por eso le fue como le fue al delegado anfitrión, Raúl Flores, a quien no dieron tregua durante su discurso de bienvenida. La silbatina no cesó y de burócrata no lo bajaban en los gritos.

En el almuerzo, entre los intelectuales de izquierda, periodistas, funcionarios del gobierno capitalino, legisladores, políticos, defensores de derechos humanos, académicos y representantes del “gobierno legítimo” invitados, sobresalieron dos líderes a quienes su gente acompaña fielmente: Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas, y Trinidad del Valle, dirigente del Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT).

Cuando aquéllos llegaban a la inmensa construcción de Francisco Sosa, resguardada por el Estado Mayor Presidencial, recibían de un ex trabajador de Luz y Fuerza del Centro un volante de denuncia a la acción gubernamental no sólo de extinguir la paraestatal, sino de rechazar “la generosa propuesta” de los electricistas para regresar a laboral y restablecer el suministro de energía eléctrica tan afectado en los meses recientes. Esta actitud, mencionaba también, “dibuja de cuerpo entero a un gobierno autoritario y dispuesto a todo para exterminar a un sindicato”.


A su vez, los compañeros de Trini, aunque no rebasaban la media docena, cuando atisbaron el descenso de Evo de la camioneta que lo trasladó hasta ahí, de inmediato hicieron escuchar su consigna como saludo: “Evo, hermano, Atenco te da la mano”, y aquél respondió con un saludo.

La relación entre los atenquenses y el aymara se remonta a principios de esta década, cuando se reunió con Ignacio del Valle en Guadalajara. Ayer, la esposa del dirigente condenado a 112 años de prisión le entregó fotografías de aquel encuentro y un disco con materiales del FPDT y de su lucha.

Sin mayor protocolo, destacaron las expresiones del ex jefe del gobierno capitalino Alejandro Encinas para definir a Morales como uno de los personajes más importantes del mundo contemporáneo y expresarle que los ahí reunidos se distinguen en sus ámbitos por ser “la gente que defiende las mejores causas”.

Señaló entonces que el gobierno capitalino impulsa un proyecto alternativo de sociedad y representa con ello la esperanza de un país distinto y mejor para los mexicanos. “Seguiremos abonando en esa lucha para que se traduzca en cambios profundos para Latinoamérica”, indicó el líder de la bancada del PRD en San Lázaro. Más tarde, ya en ante la multitud, Evo Morales; su ministra de Justicia, la indígena tarijeña Nilda Copa, autoridades y comitiva, acompañaron a líderes indígenas mexicanos, quienes, procedentes de los cuatro puntos cardinales y esta capital, cumplieron, con copal y ante una ofrenda de pétalos de rosas multicolores y vasijas con semillas, un ritual que concluyó con la entrega del bastón de mando igual al que recibió, y de esto ya hace un siglo, Emiliano Zapata como el último calpuleque (líder del calpulli), así como un sombrero que, dijo el líder nahua, “es identidad del hombre, no sólo lujo de la cabeza”.

Vinieron luego las palabras de la dignidad y la denuncia de Rosario Ibarra y del embajador de Bolivia en México, Jorge Mansilla, quien contó la historia de Quintín Quevedo, aquel emisario quien tras mil vicisitudes cumplió el encargo del gobierno de su país –primero en Latinoamérica– de entregar los documentos donde se reconocía a Benito Juárez cuando el oaxaqueño derrotó al imperio de Maximiliano.

Pero entre ellos habló Elisa Segundo Mondragón, india mazahua y traductora, quien iniciaría un diálogo con Evo Morales que éste continuó sin que se hiciera explícito.

“La lucha de él también es nuestra, porque también luchó como nosotros. Él sigue. Es el único hombre reconocible de toda América porque es el único que nos escucha. Nosotros queremos es una vivienda digna, educación, salud, porque somos humanos y merecemos también esos derechos. Derecho a que nos escuchen, a que nos hagan justicia de todo.”

Y en ese diálogo mazahua-aymará, él respondió: “Es posible liberar a nuestra Latinoamérica si estamos organizados”.

NACE UNA NUEVA OEA PERO SIN GRINGOS


Será “diferente a la OEA”, explican gobiernos de la región; Perú, reticente a participar


Hoy, la plataforma de una nueva organización de AL y el Caribe

“Necesitamos un espacio nuestro, americano”, dice el presidente de Venezuela, Hugo Chávez

Blanche Petrich, Georgina Saldierna y Claudia Herrera
Enviadas
Periódico La Jornada
Lunes 22 de febrero de 2010, p. 3
Riviera Maya, QR, 21 de febrero.

Los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe coincidieron por fin y dieron luz verde para que este inicio de semana se lance la plataforma de una nueva organización regional “diferente a la OEA”. Sin embargo, la iniciativa no tiene todavía la unanimidad necesaria. Sigue habiendo reticencias. La más evidente fue la de Perú, cuyo presidente, Alan García, incluso declinó asistir al encuentro cumbre que arranca mañana oficialmente.

Su canciller, José García Belaunde, señaló que “no se va a conformar una nueva organización en este momento” porque, en su opinión, “no hay condiciones… estas cosas se necesitan trabajar, reflexionar y debatir”. El gobierno de Lima se ha ausentado del debate sobre el nuevo organismo prácticamente desde su origen, hace dos años, en la cumbre de Salvador de Bahía.

En el otro extremo del abanico, la idea despierta adhesiones apasionadas, como la del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien ya apuntó a su capital, Caracas, como ciudad anfitriona de la próxima Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC) para el año 2011. Este martes se sabrá si sus homólogos aceptan su oferta.

Sobre el nuevo organismo propuesto, Chávez dijo apenas bajó del avión, en el aeropuerto de Cancún: “Necesitamos una organización específica, un espacio nuestro, americano. Por eso vine a apoyar esa idea y a labrarla con paciencia. Hay que tener en esto gradualidad”.

Otros gobiernos, entre ellos los más influyentes de la región, consideran que el proyecto de unidad regional ya alcanzó el nivel de madurez suficiente para dar el paso histórico.

Es la opinión del subsecretario de asuntos sudamericanos de la cancillería de Brasil, Antonio Simoes, quien ha trabajado desde hace años en los basamentos de esta estructura que todavía está en su fase embrionaria: “Sin duda hemos alcanzado el momento de trascender. La fase de foro unificado que alcanzamos ahora es ya un momento histórico”.


Para el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, la decisión de formar la organización, de dotarla de funciones que “generen el diálogo político al más alto nivel de presidentes de toda América Latina”, ya está tomada. Sólo falta la última palabra de los mandatarios. Y su firma, desde luego.

Una de las razones que esgrime Perú de “por qué no están dadas las condiciones” para lanzar desde ahora la nueva organización es que “falta uno” de los 33 estados que integran la geografía del subcontinente. “Aquí somos 32, falta uno, no se puede improvisar”, dijo García Belaunde.


El que falta, por ahora, es Honduras. Su presidente, Porfirio Lobo, no fue invitado al cónclave por tener sus derechos suspendidos por la OEA. Lobo fue electo en el contexto de una “anormalidad democrática” creada por el golpe de Estado el 28 de junio del año pasado. Pero esta ausencia será subsanada próximamente, pues se prevé que en la próxima asamblea general de la Organización de Estados Americanos, en Lima, el gobierno de Tegucigalpa sea “exculpado” por la comunidad interamericana, que lo readmitirá en su seno.


Los diplomáticos que han trabajado en los dos últimos años en todos los documentos básicos que forman el proceso de este proyecto consideran que la futura organización latinoamericana y caribeña no alcanza aún los niveles de integración que tiene la Unión Europea. “Es una fase previa”, estima uno de ellos.

Por el contrario, la estructura y modo operativo de la Comunidad del Caribe (Caricom) parece ser un buen modelo en temas de cooperación, comercio y desarrollo; también de concertación política.

Aunque todavía no hay acuerdo sobre el nombre con el que bautizarán a la criatura, sí se ha avanzado sobre algunas cosas sustantivas. Por ejemplo, se ha decidido que la nueva organización sí trate cuestiones de energía y biocombustibles de la región, lo mismo que asuntos de seguridad colectiva. Para lo que no tendrá facultades es para tratar temas referentes a defensa.

El paso siguiente será la formación de un grupo de trabajo que defina los elementos de la nueva organización. El canciller ecuatoriano, Patiño, dijo: “Esas no son decisiones que se tomarán mañana. Si habrá un presidente o secretario general, cuáles son los estatutos, eso se irá definiendo más adelante. Esperamos tenerlo listo para 2011”.

Para Ecuador, el nuevo organismo vendría a llenar un vacío que se hizo patente cuando el país enfrentó la agresión del ejército colombiano en la zona fronteriza de La Angostura, en Sucumbíos, donde murieron cuatro ciudadanos mexicanos. Patiño recordó esa coyuntura: “En ese momento el Grupo de Río tuvo una función importante. Eso motivó al presidente Rafael Correa a hacer una carta a todos los presidentes de América Latina y (ahí) les plantea la necesidad de crear una organización de estados latinoamericanos”.

Por su parte, el canciller de Panamá, Juan Carlos Varela, reconoció que en algunos gobiernos “hay reticencias”. Pero ratificó que su país considera que “a lo que hay que llegar es a una sola institución que absorba al Grupo de Río y la CALC”. Sólo que ellos no están pensando, como Brasil, Venezuela y Ecuador, en una nueva organización, con una estructura específica, sino “en un foro de debate político. Para estructura, ahí está la OEA”, dijo.

Con estas ambigüedades y una batería de ocho borradores, los cancilleres se levantaron de dos largas jornadas de negociaciones previas.

Para la reunión cumbre de este lunes, esta noche ya habían llegado la mayor parte de los mandatarios convocados. Los demás arribarán en las primeras horas del día.


jueves, 18 de febrero de 2010

REPARTÍERON FOX Y CALDERÓN EL DINERO DE LOS MEXICANOS ENTRE SUS CUATES





Más de un billón de pesos se destinó al gasto corriente





Fox y Calderón dilapidaron los excedentes petroleros: ASF

Recomienda crear un fondo con los ingresos extraordinarios y que sea necesaria la autorización del Legislativo para echar mano de esos recursos

Enrique Méndez y Roberto Garduño
Periódico La Jornada
Jueves 18 de febrero de 2010, p. 12


La Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que en el sexenio de Vicente Fox y en los dos primeros años de la presidencia de Felipe Calderón los gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN) obtuvieron ingresos extraordinarios por un billón 281 mil 902.7 millones de pesos –la mitad por excedentes petroleros–, que fueron dilapidados casi en su totalidad en el gasto corriente de la burocracia panista, y de los estados y municipios.

Específicamente en el periodo 2003 y 2008, 71.8 por ciento de esos excedentes se dedicó a ampliaciones presupuestales a dependencias federales y de los estados, que se destinaron principalmente al gasto corriente, informó el órgano fiscalizador al entregar ayer a la Cámara de Diputados el Informe de resultados de la revisión a la Cuenta Pública 2008. Otro 15.4 por ciento se transfirió al Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros y 12.8 por ciento al Fondo Pemex.

Casi 3 mil funcionarios ganan más que el Presidente


La auditoría encontró que 2 mil 912 funcionarios públicos de mandos medios y superiores del gobierno de Calderón y entes autónomos, como la Suprema Corte de Justicia y el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, recibieron un salario superior al del Ejecutivo.

El pago de esos salarios costó al erario 4 mil 101 millones 501 mil pesos, 0.9 por ciento del total erogado en el capítulo 1000, denominado servicios personales.

Por ejemplo, el presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, obtuvo un salario anual de 6 millones 553 mil pesos, mientras el del Tribunal de Justicia Fiscal fue de 5 millones 725 mil 300 pesos.

Otros 2 mil 38 altos funcionarios de las secretarías, así como del Servicio de Administración Tributaria, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la Comisión Nacional del Agua y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, así como Petróleos Mexicanos, no ganaron más que el Presidente de la República, pero recibieron un sueldo de entre 89 mil 300 y 151 mil pesos mensuales.

Sólo en el segundo año del gobierno de Calderón los excedentes fueron de 315 mil 476.2 millones de pesos, y de éstos 188 mil 969.4 millones provinieron de la renta petrolera, en un año en el que su administración pugnó por una reforma que permitiera la apertura total de Petróleos Mexicanos (Pemex) a la iniciativa privada.

Esa bonanza se explica porque el precio promedio de exportación del crudo mexicano excedió en 72.1 por ciento a lo esperado y, en parte también, “por el incremento en los precios del diesel y de las gasolinas Magna y Premium”, detalla el informe.

La auditoría inclusive recomendó que, como los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón utilizaron la mayor parte de los ingresos adicionales para el gasto corriente, la Cámara de Diputados haga las reformas necesarias para constituir “un fondo o reserva en el que se concentren los ingresos excedentes y su aplicación cuente con la autorización del Poder Legislativo, con el propósito de transparentar su uso”.


Aunque en su discurso ante la Comisión de Vigilancia y la Junta de Coordinación Política, el auditor Juan Manuel Portal no aportó una sola cifra, el reporte explica que las supuestas medidas contracíclicas para superar la crisis en 2008 sólo se enfocaron a evitar una percepción desfavorable de México en los mercados financieros internacionales.

Así, la tasa de desocupación alcanzó 3.97 por ciento, la inflación fue de 6.53 por ciento, mientras los aumentos en los bienes de consumo, las gasolinas y la electricidad llevaron a otros 6 millones de mexicanos a la pobreza alimentaria.

El análisis del comportamiento de la economía nacional hecho por la ASF concluye que la recesión en Estados Unidos presionó a la baja los niveles de productividad en el país, “sin que ello se atenuara mediante una política fiscal contracíclica, no obstante que se propuso e instrumentó un programa para ese propósito, habida cuenta de los remanentes de ingresos y disponibilidades alcanzados en años recientes, así como los importantes recursos contratados mediante financiamiento interno”.






En este punto, cuestiona que las medidas asumidas por el gobierno de Calderón “buscaron impedir que el déficit fiscal fuera superior a lo recomendado por las agencias internacionales que califican la deuda soberana de los países”.






De esa forma, explicó la ASF, el gobierno de Calderón buscó “controlar los posibles desequilibrios en las cuentas externas y evitar una percepción desfavorable en los mercados financieros y monetarios nacionales e internacionales, vinculada con la sostenibilidad fiscal mediano y largo plazos, tomando en consideración la elevada dependencia del país respecto de los ingresos petroleros”.






Sobre las cifras macroeconómicas, la ASF detalló que en 2008 el producto interno bruto creció 1.3 por ciento, 2 puntos menos que en 2007 e inferior en 2.4 a lo estimado para 2008.






Ese reducido crecimiento se apoyó en la inversión extranjera, que fue de 18 mil 589 millones de pesos, aun cuando ésta fue menor en 31.6 por ciento la de 2007; en las remesas enviadas por los mexicanos residentes en el extranjero, por 25 mil 137.4 millones de dólares –menos 3.6 por ciento respecto de 2007–, y en el superávit comercial petrolero de 14 mil 382 millones de dólares, que también fue menor en 17.1 por ciento a lo captado en el ejercicio anterior.






La auditoría también determinó que la eficiencia del gasto de inversión del sector público es cada vez menor, ya que si bien éste creció 31 por ciento en términos reales, la economía sólo lo hizo en 1.3 por ciento.






El consumo privado registró en 2008 un aumento de 1.5 por ciento, principalmente debido a una magra expansión del crédito al consumo, que fue de 0.9 por ciento anual, mientras que el menor crecimiento del producto interno bruto se explica principalmente por una caída en la generación de empleos que, “aunada a la disminución de los salarios reales, repercutió en la reducción de la masa salarial y el ingreso disponible de las familias”.


miércoles, 17 de febrero de 2010

"QUE NO QUIZO DECIR LO QUE DIJO"..AL FÍN PRIISTA

Se autodesmiente Rojas: asegura que paquete económico no fue "moneda de cambio"



Jesusa Cervantes
PROCESO
MÉXICO, D.F., 16 de febrero (apro).-

El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas, matizó esta noche las declaraciones que hizo por la mañana, cuando aceptó que en la negociación del paquete económico con el gobierno federal gravitó la condición de que el PAN no se aliara electoralmente con el PRD en Oaxaca.


Horas después de que el líder de los diputados priistas aceptó que hubo un acuerdo con el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, para que el PRI sacara adelante el paquete económico de Felipe Calderón a cambio de que no hubiera alianza electoral entre el PAN y la izquierda, Rojas emitió un comunicado de cuatro párrafos en el que aclara que nunca se tomó como “moneda de cambio” tal condicionamiento.


“Para el PRI el interés superior es el país, por ello es importante sacar adelante lo relacionado con la economía, las finanzas públicas y la seguridad, así como vigilar que las condiciones electorales sean equitativas, pero son cuestiones que se resolvieron en forma paralela y no como moneda de cambio”, se lee en el primer párrafo del texto.


Enseguida se hace alusión a lo comentado por Rojas en relación con la necesidad de “cerrar el boquete económico existente en el país”. Inmediatamente después apunta que en octubre pasado coincidió el hecho de que se estuviera discutiendo el paquete económico en la Cámara de Diputados, con la pretensión del PAN de hacer una alianza electoral con el PRD en Oaxaca.


De manera paralela, añade, “el trabajo anterior coincidió con la posición del PAN de buscar una serie de alianzas rumbo a las contiendas comiciales de este año, pero ello fue otra situación, dado que también se habló de la violencia e inseguridad que priva en el país…”. Esto es lo que, según el comunicado aclaratorio, dijo Francisco Rojas en la conferencia de prensa de esta tarde.


Finalmente, el documento hace referencia a una expresión textual de Rojas en la rueda de prensa y que tiene que ver con su negativa a juzgar las alianzas: “Señaló que hay una revoltura de principios que aparentemente eran doctrinarios entre el PAN y el PRD, por lo que es menester vigilar que los comicios se desarrollen equitativamente para darle confianza a la ciudadanía y no confundir a los electores”.


Y, así, el PRI pretendió matizar las declaraciones de su líder en lo que respecta al acuerdo con Gómez Mont.





DOBLE JUEGO

El doble juego de Calderón



Álvaro Delgado
PROCESO
MÉXICO, D.F., 15 de febrero (apro).-

 En su afán de achacar únicamente a Fernando Gómez Mont el pacto con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para avalar la cascada de impuestos que estamos pagando los mexicanos a cambio de evitar alianzas electorales entre Acción Nacional (PAN) y la izquierda, los panistas atribuyen a Felipe Calderón dejadez y desgobierno.


Y ambas son, en efecto, características manifiestas de Calderón, pero también lo es su obsesión por el control, nacida de la extrema desconfianza en sus colaboradores --que es desconfianza en sí mismo--, y de ello existen pruebas en demasía a lo largo de su gestión gubernamental y en su carrera política.


Es ya memorable la carta que escribió Carlos Castillo Peraza a Calderón, en mayo de 1996, sobre su temperamento desconfiado, publicado en la revista Etcétera, y en otra que publicó Proceso en octubre, fechada en octubre de 1997, en la que describe su afán por el control. Tales características se han acentuado en el cargo que le confirió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en 2006.


La renuncia de Gómez Mont a su militancia mostró, además, al PAN como un partido de clara autonomía e independencia ante Calderón, lo que también es erróneo, porque está documentado el uso de la estructura gubernamental con fines facciosos, como imponer a César Nava en sustitución de Germán Martínez, otro producto neto del dedazo, que así como llegó fue echado por su jefe.


Apenas el sábado, en la sesión del Consejo Nacional, Nava tuvo un arrebato de independencia al proclamar que ni el PRI ni cualquier otro partido incidirán en sus decisiones: “Que quede claro –pontificó--, no será el adversario quien determine la estrategia y las definiciones electorales de Acción Nacional, seremos nosotros, anclados en las robustas raíces que nos legaron nuestros antecesores y montados en las alas de las mejores causas libertarias que nos han inspirado.”


Pero esos dos factores --la supuesta ignorancia de Calderón de lo que negoció el secretario de Gobernación y la proclamada autonomía del PAN-- no dan credibilidad al aserto oficialista de que Gómez Mont pactó por su propia cuenta con el PRI y que, al no poder cumplir con su palabra de evitar las alianzas de su partido con la izquierda, renuncia a su militancia para, según él, lavar su honor.


Los propios panistas admiten --en voz baja, claro-- que Calderón no sólo estuvo al tanto de las negociaciones con el PRI sobre el paquete económico 2010 --que aprobó alzas al IVA, ISR, gasolinas y gas, no se nos olvide--, sino que fue el principal promotor de las alianzas electorales desde la debacle del PAN en 2009.


Desde octubre del año pasado, al mismo tiempo que negociaba su paquete presupuestal para 2010, que incluía un impuesto “antipobreza”, instruía a sus allegados a trazar una ruta para evitar otra derrota tan contundente como la padecida, y comenzaron los escarceos y las negociaciones con la cúpula perredista controlada ya por Los Chuchos, la derecha en la izquierda.


En el cálculo de Calderón y sus allegados emergió que un triunfo en Oaxaca, llevando como candidato a Gabino Cué, implicaría “darle oxígeno” a Andrés Manuel López Obrador, lo que no gustó, pero se impuso la idea de que era posible un trato con el oaxaqueño: Apoyo del PAN a cambio de “olvidar” la usurpación.


Este trabajo político de Calderón y el PAN en dos pistas, que de suyo no implican sino estrategias en la lógica de la conquista y retención del poder, entraron en conflicto cuando el PRI percibió que las alianzas implicaban un riesgo para barrer a sus adversarios en las 15 elecciones estatales del mítico 2010, entre ellas las 12 gubernaturas que pavimentaban su regreso al poder presidencial.


Tendiendo en sus manos la mayoría en la Cámara de Diputados, el PRI hizo lo que le dio la gana con el paquete presupuestal, y concedió a Calderón los ansiados aumentos de impuestos, que Nava trató de atribuirle sólo a ese partido con aquella declaración del miércoles 21 de octubre.


Pero, además de transferirle al PAN los costos políticos de los aumentos, el PRI le arrancó a Calderón, personalmente y a través de Gómez Mont, el compromiso de que el PAN no se aliaría con el PRD, particularmente en Oaxaca. Los priistas se ufanaban que así sería.


Pronto el doble juego de Calderón hizo crisis: Se materializaron las alianzas del PAN y el PRD en Durango y Oaxaca, previa declaración de Cué de que de ganar tendrá una relación “institucional” con él, y el PRI comenzó a hacer duros reclamos por el incumplimiento de la palabra gubernamental, sobre todo ante la propuesta de reforma política oficial.


Con oficio político, el PRI fijó una posición inequívoca en la instalación del periodo de sesiones en la Cámara de Diputados a través de Rubén Moreira, hermano del gobernador de Coahuila, en donde Calderón ha padecido la mayor muestra de repudio, el 11 de noviembre, al inaugurar un estadio en Torreón:


“El jefe del Ejecutivo debe saber que estafar es sabotear deliberadamente los acuerdos. Estafar es la preeminencia de la intolerancia. Es dejar el papel que al gobernante le otorga la Constitución para convertirse en un simple vocero partidista, abandonando su responsabilidad como jefe del Estado mexicano.”


Los pronunciamientos de Gómez Mont contra las alianzas, que calificó de “fraudes electorales”, y su posterior renuncia a su militancia --que sólo cobrará barniz de dignidad si se va del cargo-- sólo pusieron de relieve justamente el doble juego de Calderón, a quien el mismo PRI de siempre le cobrará su osadía.


Desprovisto de autoridad moral, política y aun autoridad a secas, Calderón no tiene armas para enfrentar a Ulises Ruiz, Mario Marín, Fidel Herrera y otros ejemplares priistas que, además, les debe que siga en el cargo…


Comentarios: delgado@proceso.com.mx





viernes, 12 de febrero de 2010

REPUDIO A CALDERON Y A SU EQUIPO EN JUÁREZ

LE RECLAMAN AL ESPURIO EN SU CARA..

LOS " PANDILLEROS" DE CALDERÓN

Los "pandilleros" de Calderón

PROCESO
José Gil Olmos

MÉXICO, D.F., 10 de febrero (apro).-

 No hace mucho tiempo, quizá unos 20 años, Ciudad Juárez era la promesa de la aventura neoliberal de México. Vergel de las maquiladoras, fue la ilusión para miles de desempleados de todo el país que llegaron a buscar el sueño del bienestar en medio de las tierras yermas.

Vieja puerta fronteriza que se fundó desde 1659 como la Misión de Nuestra Señora de Guadalupe de los Mansos del Paso del Norte, Ciudad Juárez arrastra una historia propia, siempre ligada a la historia nacional. Desde la época de la Reforma juarista hasta la revolucionaria, incluso en la etapa de la guerrilla de la década de los setenta, los juarenses han estado presentes.

Desde esos años hasta la actualidad, Ciudad Juárez no ha tenido la atención que merece y hoy se encuentra en un estado de emergencia por el nivel de violencia que padecen sus habitantes y, sobre todo, la generación de jóvenes que nacieron de esos inmigrantes y que sufren la pesadilla de vivir en la ciudad más peligrosa del mundo.

Ciudad Juárez, o simplemente Juárez, concentra lo más terrible de su historia reciente en dos sustantivos que ahí han nacido en medio de la tragedia: los “feminicidios” y ahora los “juvenicidios”.

Abandonada a su propia suerte, expoliada por autoridades y empresarios, olvidada después del enorme fracaso de las maquiladoras que fueron el alma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, Juárez quedó expuesta para que el crimen organizado creciera y se fortaleciera en sus calles, hasta convertirse en el verdadero poder.

Los juarenses son víctimas de la desatención de los últimos gobernantes del estado que no invirtieron en escuelas, bibliotecas, servicios urbanos, transporte, drenaje, calles, luz pública y seguridad como lo requería esa urbe en crecimiento, y que dejaron que las bandas criminales la convirtieran en su centro de operaciones, en su reino de impunidad.

Al gobernador del PAN, Francisco Barrio, le reventó en las manos el problema de los asesinatos de las mujeres y no lo enfrentó con la fuerza que se requería.

Fue Barrio quien prometió a los chihuahuenses y a los juarenses un mejor horizonte cuando daba aquellos cursos de neurolinguística en su equipo de gobierno y que quiso implementar en las aulas. Con los años ese paraíso se convirtió en infierno y ese mismo problema del feminicidio sigue sin resolverse.

Puerta fronteriza, porosa por obra y gracia de la corrupción, las bandas del crimen organizado (narcotráfico, tráfico de personas y de órganos, de armas y de autos) tomaron como suya la ciudad y a su habitantes, como sus rehenes o sus braceros.


Muchos jóvenes han pasado a las filas del los cárteles de la droga que han extendido sus redes de poder en la escuelas y en los centros de trabajo, negocios grandes, medianos y pequeños; en los bares y cantinas… en las calles. Son distribuidores de droga, cobradores o “halcones”. Lo mismo da cuando no se tienen posibilidades de trabajo.

Los jóvenes que no entran al circuito del crimen organizado se convierten en víctimas de la violencia, como los 15 que fueron ejecutados el pasado 30 de enero a la media noche por un comando que, dicen, los confundieron con otra banda que trabaja para El Chapo, Joaquín Guzmán Loera.

Increíblemente desinformado, sin la menor sensibilidad que ha caracterizado a los gobernantes del PAN, desde Tokio, Japón, Felipe Calderón tildó de “pandilleros” a los jóvenes asesinados, descalificándolos y agraviando a sus familias.

De nada ha valido la estrategia de persecución militar y policial que ha aplicado Calderón para combatir el crimen organizado. Al contrario, ha provocado el surgimiento de más bandas que se dedican al tráfico de drogas y a la extorsión; de mayor violencia y del surgimiento de “comandos de la muerte” que actúan al amparo de la protección oficial.

Preso de sus propios errores, en su visita a Juárez seguramente Calderón ratificará su política de combate al narcotráfico encabezado por el Ejército y sólo le aderezará algunas acciones sociales para bajar el tono de las críticas que originó su calificativo de “pandilleros” a los 15 jóvenes asesinados.

Poco se puede esperar de Calderón para dar un viraje al timón en su visita a Juárez, cuando un día antes ha dicho que su estrategia de persecución militar al narcotráfico ha sido “incomprendida”, sin tomar en cuenta el aspecto social y de salud; cuando sostiene que la violencia no es producida por su gobierno, cuando ve en las críticas un intento de dividir el país.

El “juvenicidio” es la más reciente expresión de esta violencia generada en buena parte por la decisión de Calderón de mantener al Ejército al frente de una guerra perdida contra las drogas; y la indolencia del gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, al dejar al garete a Ciudad Juárez, donde reina la impunidad, la zozobra, el temor y el crimen organizado.









ASTILLERO DE JULIO...

Astillero



Calderón en su Juarezloo
Represión a jóvenes
Reproches directos
Evo en Coyoacán

Julio Hernández López
LA JORNADA

Enfrentado a un adelanto del juicio popular e histórico que le corresponde tan sólo por las matanzas en México, Felipe Calderón respondió disparando a mansalva proyectos sabidamente fallidos de burocracia asistencial y demagogia voluntarista, cerrando el operativo fronterizo con una segunda declaración de guerras no pedidas y prefigurando temporadas de mayor mano dura en esta reivindicación vehemente y descompuesta del belicismo de control social que la DEA y la FBI impusieron a México desde octubre de 2006.

Felipe, tratando de salvarse discursivamente, acompañado de manos, gestos, sudor y dureza facial frente a un auditorio seleccionado, pero que ni así se libró de escuchar reproches y acusaciones, mientras más allá de la sede blindada se desbordaba el río social adverso, que sin tapujos ni eufemismos le declaraba ensangrentado y le endilgaba calificativos de responsabilidad funeraria. Felipe, que parecía sorprendido y molesto, al grado de no ordenar que le dieran micrófono a esa opinante fuera de programa, cuando una madre de hijos masacrados le dijo que no era bienvenido a Ciudad Juárez y que no se le podía dar la mano a él, un empequeñecido jefe de la banda oficial que en línea acompañaba a ese Calderón que parecía refugiado en la cercanía de la señora Margarita, que mantuvo el mismo ceño de su marido, en combustión interna que se desbordó cuando al fin el hombre protegido por más de 5 mil personas, según diarios locales, tomó la palabra para dar continuidad a su discurso guerrero, a la apología del militarismo, a la defensa de una presunta recuperación de la gobernabilidad perdida aun cuando fuera a costa de sangre, violaciones a los derechos humanos y olvido del hipotético estado de derecho.

Felipe atrapado por la realidad. Diazordacismo callejero que reprime a jóvenes mientras un echeverrismo de derecha desgrana, por sí mismo y por sus lerdos funcionarios falaces, una penosa serie de promesas, planes, sistemas de detección satelital de patrullas, teléfonos para ayuda policiaca oportuna; el cielo y las estrellas ensangrentadas frente a la audiencia convocada que hace como que le cree al michoacano entrampado, que hace como que algo dice. Calderón que llega a Ciudad Juárez a prometer diálogo, conciliación y “coordinación con la sociedad” y lo que provoca en las calles es el repudio al sabido cerco de seguridad que en esta ocasión llega al extremo de que se desenfunden armas de fuego ante ciudadanos, sobre todo jóvenes y madres de familia, que protestan en las afueras, en lo marginal, en lo que no se quiere que exista ni sea escuchado. Adentro, en el presunto paraíso aislado, Calderón no se escapa a la espalda que le da una madre de asesinado, ni a los gritos y exigencias de algunos de los asistentes, ni a los discursos duros, secos, pronunciados por representantes sociales que saben el riesgo mortal de decir lo que todos piensan, pero que mencionan la corrupción de policías y militares, el fracaso de los planes federales, el daño causado por la presencia de los contingentes de “salvación”, del horror cotidiano.


Pero Felipe sólo se escucha a sí mismo y, sin montarse materialmente la casaca militar, pronuncia un discurso para que todos pierdan cualquier esperanza: la “guerra” sigue, los militares se mantendrán en las calles, porque a pesar de todas las evidencias, las masacres y el terror, el ocupante de Los Pinos cree que es lo mejor. Y sanseacabó. Autoritarismo que forma parte del plan maestro de control social y abatimiento de las expectativas políticas y electorales. Provocación gubernamental a domicilio, con un declarante ensoberbecido que ni siquiera se decidió a ofrecer disculpas en forma, claras y tajantes, por la torpe carac- terización pandilleril que desde Tokio hizo de los jóvenes asesinados, quedándose en una especie de evasión verbal fundada en un cualquierismo facilón: cualquiera que hayan sido mis palabras, ofrezco disculpas. Gracias, Felipe, por esta redefinición pública del belicismo. ¡Ah, y el miércoles regresa el show de guarurismo multitudinario, blindajes ofensivos y palabrería desfondada! Ciudad Juárez, mártir todos los días.

Astillas

Evo Morales llegará a nuestro país este domingo 21. Marcelo Ebrard le entregará las llaves de la ciudad de México y a las tres de la tarde habrá una reunión masiva con organizaciones indígenas en el Jardín Hidalgo de Coyoacán, donde el presidente de Bolivia pronunciará un discurso luego que le hayan entregado un bastón de mando. Evo saldrá el 22 a Cancún para la reunión del Grupo de Río que terminará al siguiente día... ¿Censura al capítulo de South Park en que sale un presidente mexicano corrupto? Manuel Chi nos informa que en www.southparkstudios.com/episodes/ están todos los segmentos de esa serie y que ahí se puede ver la entrega prohibida en México seleccionando la temporada 13... Los discursos y declaraciones del director de Conagua deben atenderse con criterios germánicos pues, según ha advertido Pedro Miramontes, Luege es la transcripción fonética del alemán Lüge, que significa mentira. “Bajo las reformas de la ortografía alemana de la década pasada, Lüge se debe escribir Luege. Como sea El señor Luege es el señor Mentira”... Hasta hace muy poco, el consorcio internacional de El Chapo era sustancialmente intocado. Apenas algunos golpecitos de fantasía, en piezas ínfimas. Pero en las semanas recientes han caído personajes como El Muletas, El Fronteras y Rogaciano, todos vinculados al jefe máximo. ¿Reacomodos en la política comercial federal, ofrendas de mayor peso al comensal estadunidense o simplemente una limpia interna?.. Y, mientras Gómez Mont trata de inflar su espectáculo de renuncia con maña, ¡feliz fin de semana, en esta columna que saluda el arribo de la letra legal que instituye laicidad en el Estado mexicano especializado en violar discrecionalmente todo ordenamiento jurídico, y con los jefes católicos en enojo buscador de pretextos neocristeros!

Fax: 5605-2099 • juliohdz@jornada.com.mx • http://www.twitter.com/julioastillero

REPUDIAN A CALDERON Y SU " GUERRITA" EN JUÁREZ

Todos somos Juárez se convirtió en foro de protestas ciudadanas contra la violencia




Discúlpeme, Presidente, no le puedo dar la bienvenida: madre de dos ejecutados


“Vivimos los efectos de una guerra que no pedimos”, reclaman a los funcionarios federales


CLudia Herrera Beltrán
Enviada
Periódico La Jornada
Viernes 12 de febrero de 2010, p. 5
Ciudad Juárez, Chih., 11 de febrero.



La mujer menuda, de baja estatura, caminó hacia el presidium y llorando encaró al presidente Felipe Calderón: “Le apuesto a que si hubiera sido uno de sus hijos, usted se habría metido hasta debajo de las piedras y hubiera buscado al asesino; pero como no tengo los recursos, no lo puedo buscar”.

Luz María Dávila perdió a sus hijos Marcos y José Luis Piña durante la matanza del 31 de enero y fue quien desde que empezó el foro Todos somos Juárez. Reconstruyamos la ciudad, marcó la pauta de las protestas que cercaron al Presidente, a los secretarios de Estado y a las autoridades locales.

Junto con otras cinco señoras, Dávila le dio la espalda al michoacano cuando comenzó a hablar ante un grupo de representantes de la sociedad civil.

Mientras Calderón ofrecía disculpas por haber dicho que el homicidio de los adolescentes fue en un pleito entre pandillas, la señora negaba con la cabeza todo lo que escuchaba, mientras era vigilada por escoltas del Estado Mayor Presidencial (EMP).

El Presidente no volteó a ver a las mujeres, entre las que estaba Olga Esparza, de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, cuya descendiente Janette Alanís está en la lista de cientos de jovencitas que han sido desaparecidas o asesinadas en esta ciudad de la maquila.

“Vengo a escuchar a los juarenses”

La ejecución de los adolescentes en una fiesta de cumpleaños hizo que los juarenses reclamaran justicia. En el Centro de Convenciones Cibeles no tuvieron paciencia y apenas los funcionarios exponían los puntos de su estrategia para recuperar la paz, eran increpados.

El “yo vengo a escuchar a los juarenses” fue seguido fielmente por los representantes de las organizaciones civiles que habían pasado retenes militares y vallas para llegar al foro.

Estaba claro que la señora Dávila no se quedaría callada. Llegó temprano y narró a los reporteros que el Presidente rehuyó reunirse con los familiares donde ocurrieron los asesinatos.

“Nosotros queríamos que se presentara, que diera la cara y que ahí mismo, públicamente, se retractara de todo lo que dijo.”

Mientras otras voces reclamaban por la violencia en Juárez, Dávila se escabulló del EMP y caminó hasta el presidium. Ahí estaban Calderón; cinco secretarios de Estado; el gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, y el alcalde José Reyes Ferriz, quienes utilizaron la tribuna para pronunciar largos discursos y prometer “jalar” juntos sin importar las diferencias de partido.

La mujer que se puso de espaldas al jefe del Ejecutivo federal lo confrontó:

“Discúlpeme, señor Presidente. Yo no le puedo decir bienvenido, porque para mí no lo es, nadie lo es. Porque aquí hay asesinatos hace dos años y nadie ni nada han querido hacer justicia. Juárez está de luto.

“Les dijeron pandilleros a mis hijos. Es mentira. Uno estaba en la prepa y el otro en la universidad, y no tenían tiempo para andar en la calle. Ellos estudiaban y trabajaban. Y lo que quiero es justicia. Le apuesto que si hubiera sido uno de sus hijos, usted se habría metido hasta debajo de las piedras y hubiera buscado al asesino, pero como no tengo los recursos, no lo puedo buscar.”

Relató que en su casa estaban rezando el novenario y clamó: “quiero justicia, pónganse en mi lugar, a ver qué sienten”.

Las autoridades veían con sorpresa y desconcierto el rostro y los gestos de impotencia de Dávila, quien finalmente regresó a la esquina del salón en medio de aplausos, incluso del Presidente. Hasta ahí fue Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, protegida por escoltas y asistentes para intentar consolarla. A ella y a otras madres que lloraban les daban agua y trataban de imbuirles alivio con promesas y palabras, pero las voces de protesta siguieron.


Después vendría el no rotundo de Calderón a la salida del Ejército.

Esto, porque antes Patricia Galarza, representante de la mesa de derechos humanos, exigió: “Que salga el Ejército”.

Hubo aplausos, y denunció que hay más de mil casos documentados de desaparición forzada, tortura, ejecuciones extrajudiciales y robos cometidos por elementos del Ejército y de las fuerzas federales. “Lo que ocurre en Juárez –afirmó– es delito de lesa humanidad.”

Explicó: porque Ciudad Juárez está viviendo una catástrofe: impunidad, violación a los derechos humanos, indolencia, corrupción y la incorrecta intervención de políticas públicas.

“Vivimos los efectos de una guerra que no pedimos”, sostuvo Galarza, y destacó que ante las próximas elecciones “no podemos ser botín político”.

Entre aplausos, Julia Monárrez Fragoso, representante de la mesa social, había planteado que “combatir la violencia con violencia ha tenido altísimo costo en vidas humanas y dolor para nuestra ciudad”. Nuestros jóvenes, manifestó, están desolados y hay juvenicidio generalizado.

Algunos asistentes, hartos de los discursos, se lo hicieron ver al alcalde José Reyes Ferriz cuando éste aseguró que estaban ahí para cuidar la ciudad.

“¡Miente, miente!”, gritaron y lo abuchearon.

Apenas proponían algo los funcionarios, los increpaban, como cuando una señora demandó que los policías dejaran de trabajar encapuchados y denunció que las cámaras para vigilar las calles no sirven.

Otros interrumpieron varias veces a Calderón. Alegaron que un grupo de jóvenes hizo una manifestación y fue reprimido. “No podemos construir con la macana en la mano”, exclamó un hombre que se puso de pie para exigir que los muchachos fueran escuchados, por lo que el Presidente envió al secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, a atenderlos.

Así transcurrió la sesión. Entre discursos, promesas y la impaciencia de la gente. Como cuando un joven felicitó a Calderón porque tenía planes para ellos, sólo que le hizo ver que “aquí no hay jóvenes. Vea cuántos estamos aquí. Hay miles que quieren hablar”. El Presidente propuso: “hagamos un chat para que platiquemos”.

Teresa Almada, defensora de los derechos de los jóvenes, se declaró “desmoralizada” porque el secretario de Educación Pública planteó fortalecer Escuela Segura cuando los juarenses tienen sus propios programas, y lo invitó a asomarse a una preparatoria para que conozca la “represión y el hostigamiento” que sufre ese sector.

Cuando el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, prometió que habría “cero tolerancia” a la delincuencia, otra mujer le respondió: “es a la gente a la que hostigan”.


Otra persona relató que un colega suyo, de profesión médico, había sido secuestrado en la mañana. “No se vale, Presidente, y apoye a la sociedad, porque usted está por nosotros”, exigió otra voz.

 

Sample text

Sample Text

div

UN GATO

UN GATO

Sample Text

 
Blogger Templates